Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Antonio Montero se despacha a gusto en Twitter, lo que no le dejaron hacer en Sálvame

Le han llovido las críticas

Artículo de «El Cotillómetro»


Al periodista y colaborador del programa de televisión ‘Sálvame Diario‘ le han llovido las críticas en todos los medios como consecuencia de unos comentarios que realizó sobre Franco el día en que se produjo la exhumación.

Comentarios que no pudo matizar debido, o bien a la falta de tiempo por tratarse de un programa en directo, o bien porque, además de la presentadora Carlota Corredera, que apenas le dejó explicarse, saltó como una fiera la colaboradora Chelo García Cortes, cosa muy excepcional en ella, teniendo en cuenta que esta colaboradora suele estar de adorno en el plató, ya que apenas interviene en las tertulias.

El periodista dijo sobre Franco «Hizo que España pudiera tener la transición que tuvo» , a lo que tanto la presentadora como la colaboradora Chelo, se le saltaron a la yugular sin dejarle apenas explicarse. La presentadora le acorraló con una pregunta «trampa» que él contestó afirmativamente pero que se notaba claramente que había sido fruto de los nervios y de la presión de la presentadora, quien parece querer estar siempre en posesión de la verdad y que no admite que la lleven la contraria no dejando explicarse al colaborador.

Pues bien, en numerosos medios le han llovido las críticas al periodista, pero el diario  ‘El Español‘ de Pedro J. Ramírez, se ha llevado el premio al sensacionalismo, publicando  el  siguiente titular : «Antonio Montero vuelve a hacer apología del franquismo en Sálvame»

El colaborador se refería a que la historia podría haber sido totalmente diferente si en lugar de nombrar al rey ahora emérito Juan Carlos, hubiera nombrado a algún descendiente suyo. Pero no le dejaron, lo que llevó a que se sacara su frase de contexto con los consiguientes ataques en redes y en medios.

El periodista se ha definido siempre como una persona muy conservadora y muy creyente. Sus ideas políticas son suyas y tiene todo el derecho a expresarlas, del mismo modo que las expresan otros en sentido contrario y no pasa nada, incluso está bien visto porque es «guay».

De lo que no cabe ninguna duda es de la valentía de este periodista moviéndose en el medio en el que se mueve donde, con toda seguridad, hay más colaboradores que piensan como él pero no se mojan, a excepción del colaborador Jesús Manuel que lo hizo ese día con cierta tibieza. Por cierto, Kiko Hernández se encontraba en el plató y no dijo ni esta boca es mía.

A Continuación mostramos varios tuits con los que el periodista se ha despachado a gusto y con lo que demuestra que nadie le va a callar.