Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Atentos al ‘juguete’ que dona la consejera del gobierno catalán para la campaña ‘Ningún niño sin juguete’

'El cotillómetro'

¿Se puede ser más fanático? Lamentable

La consejera de Presidencia y portavoz de la Generalidad de Cataluña, Meritxell Budó, ha querido tener un gesto de generosidad con los niños más desprotegidos regalando nada más y nada menos que ¡Una Urna!. Sí, una urna de esas de plástico utilizada en el circo catalán del referéndum de octubre de 2017. Eso sí, en la urna va plasmada la firma de la independentista.

¿Parece una broma, verdad? pues desgraciadamente no lo es. Así es el fanatismo enfermizo de esta gente que pretende manipular hasta a los niños más vulnerables y, para más indignación, están cobrando suculentos sueldos que les pagamos con nuestros impuestos.

El ‘juguete’ en cuestión, ha sido donado para que pueda ser subastado en la famosa campaña solidaria de recogida de juguetes para ayudar a los niños más desfavorecidos ‘Ningún niño sin juguete

Estas son las palabras de la señora Budó, que si no la recordáis, es aquella que aparecía siempre en las imágenes de los telediarios al lado del ex-presidente Torra:

«Quiero donar una urna, una urna con la que pudimos votar el 1 de Octubre del 2017

¿Y por qué doy esta urna? Porque el 1 de Octubre votamos que queríamos un futuro mejor, un futuro mejor para nuestros niños y nuestras niñas. Y por lo tanto he pensado que este objeto era muy adecuado porque si queremos un futuro mejor necesitamos poder volver a decidir libremente cuál debe ser el futuro de nuestro país”

Como no podría ser de otra manera, las reacciones a este esperpento no se han hecho esperar:

 

¿Recordáis cuando Jordi Évole, con motivo del día 12 de octubre de hace unos años criticó que se pusiera la bandera de España en un canal infantil de TVE diciendo «Dejen a los niños en paz»?

¿Qué le parecerá esto ahora?

No nos cabe ninguna duda que esta actitud de la independentista Budó debería ser constitutiva de delito y debería ser investigada por las autoridades competentes. Ya está bien.

¡¡Dejad a los niños en paz!!