Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Aumentan los ataques públicos a Belén Esteban

Artículo de » El cotillómetro»

Esto va de madres.

Si la pasada semana fue Maite Galdeano, madre de la concursante de realities Sofía Suescun,  la que profirió varios ataques contra la colaboradora de televisión, ahora le ha tocado el turno a Raquel Salazar, madre de Noemí Salazar, quien se encuentra actualmente concursando en Gran Hermano Vip 7. Y lo ha hecho a través de su cuenta de Instagram en la que se ha despachado a gusto y que ha sido mostrado en el programa ‘Sálvame Diario

Improperios de esta guisa: «Me tienes un poco harta Belencita,  pesada, que eres una pesada, que tú eras una ‘quejista’, has sido pesada toda la vida con Jesulín De Ubrique y con el ‘págame’, pesada«;  «Eres muy falsa, has demostrado lo niñata que eres»

Pero lo más gordo viene ahora «Nosotras no somos la ex de nadie. No damos braguetazos con nadie. No nos peleamos con nadie«. «Y olé por mi niña que no tiene ‘vida corrida’ ni está  ‘despendolá‘ » En clara alusión a la vida que a su juicio ha llevado la colaboradora.

Todo ha debido venir motivado por algunas críticas que la colaboradora ha realizado sobre el concurso que está realizando Noemí, su hija, a la que ha llamado «mueble» entre otros calificativos y a quien ha criticado por afirmar la concursante que nunca había viajado sola en autobús

Son cada vez más las voces que se alzan contra Belén Esteban  y están dispuestas a criticarla a pesar de que, por motivos que aún desconocemos, la tienen muy protegida en la cadena de Mediaset. Su comportamiento en los platós deja mucho que desear en cuanto a los modales, las formas y su afán de protagonismo. Todo ello hace que los espectadores anónimos también se suban al carro de las críticas y lo expresen por las redes. La gente ya está cansada de esta figura cada vez menos mediática.

Por otro lado últimamente se observa  que la colaboradora no hace más que reclamar la atención del presentador Jorge Javier Vázquez, pues se siente como desplazada con respecto al trato que les dispensa a otras colaboradoras como Milla Ximenez y María Patiño.