Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Belén Esteban, tras ser humillada por el déspota, deja la duda de si volverá a Sálvame

'El Cotillómetro'

La nueva víctima del ‘pequeño dictador’

El grado de histeria al que llegó el presentador Jorge Javier Vázquez en el último programa Sábado Deluxe demuestra lo mal que lleva este señor, al que ya se le conoce como ‘El pequeño dictador’ que alguien no comparta sus ideas y quiera expresar una opinión diferente.

En esta ocasión la protagonista de sus ataques fue la archiconocida colaboradora habitual del programa, Belén Esteban, quien apareció por el plató para ser entrevistada tras su larga ausencia de confinamiento.

Belén Esteban, conocida por no tener pelos en la lengua a la hora de expresarse, quiso dejar constancia de su opinión acerca de la gestión del gobierno con la crisis sanitaria del coronavirus, mostrándose muy crítica con Pedro Sánchez y el resto de miembros del gobierno. En todo momento pedía disculpas al presentador por lo que iba a decir, pues sabía que éste no le iba a gustar, pero eso no fue obstáculo para expresar su quejas, asegurando conocer de cerca muchas cosas que habían ocurrido semanas atrás con respecto a los escasos recursos con los que han contado los sanitarios para hacer frente a la terrible pandemia.

Hizo mención a los problemas económicos por los que estaba pasando gente muy cercana a ella, gente que aún no había cobrado el ERTE e incluso familias que vivían con 426 euros al mes.

El egocéntrico Jorge Javier, que  había permanecido en actitud pasota mirando su teléfono móvil durante la intervención de la invitada, se levantó y le digo que su discurso no le había gustado nada y que le había parecido un auténtico ‘rollazo’. Belén, enfadada, le contestó que era porque él no lo vivía, que él no tenía amigas que cogían el metro…Ahí, de repente, el presentador estalló y lanzó todo tipo de improperios a la Esteban hasta el punto de hacerla llorar. Más tarde terminó abandonando el plató, hecho una auténtica furia, negándose a seguir con la entrevista.

Por su parte Belén Esteban, visiblemente dolida y con lágrimas en los ojos, intentó abandonar varias veces el plató, no sin antes gritar «que esto no es palabra de dios, que aquí se debate«. La directora del programa la consiguió convencer para que permaneciera en el programa y ser entrevistada por Lydia Lozano.

Al finalizar la entrevista, la presentadora despidió a Belén hasta el siguiente martes, día en que se incorporaría la colaboradora en Sálvame pero ésta lo dejó en duda: «Pues no lo sé, ya veremos»

Son conocidas las broncas protagonizadas por Jorge Javier con algunos colaboradores por opinar de forma diferente a la suya, pero ninguna había llegado a este extremo donde mostró una actitud chulesca y totalmente desproporcionada.