Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Carballo nos propone un magnífica idea para regalar en bodas y comuniones por poco más de 1 €

Habrá que tomar nota

Suena a broma pero os aseguramos que no lo es

La mayoría de nosotros le conocimos en ‘plena pandemia’ por sus colaboraciones en el programa de televisión ‘Cuarto Milenio’ dirigido por el periodista Iker Jiménez.

Si bien es cierto que en aquellos días de miedo e incertidumbre sin precedentes, este urgenciólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid gustó y convenció a una gran parte de la audiencia en sus primeras apariciones debido a la aparente seguridad con la que hablaba, su carácter supuestamente afable y la debilidad con que se pilló a la mayoría de los espectadores que siguieron el espacio, a lo largo de estos dos años este personaje se está retratando a la vez que desinflando como un globo y no es para menos.

En su día no paró de ganar seguidores en las redes que crecían de forma exponencial, algo que tanto a él como al presentador del programa de ‘Cuatro’ les llamó bastante la atención. De hecho, fue tal la fama que llegó a alcanzar que se lo disputaban en otros programas tanto matinales como nocturnos de cualquier cadena de televisión para que la estrella hiciese su aparición, como si no existiera otro profesional en nuestro país. Dijera lo que dijera, su palabra iba a misa, dando consejos a la sociedad que en más de una ocasión él incumplía.

La «superestrella mediática», encantada de haberse conocido, rápidamente supo sacar provecho de esos miles de fans y seguidores para ganar dinero, entre otras cosas, sacando al mercado en noviembre de 2020, un invento suyo personal consistente en un ridículo dispositivo llamado ‘Freelips’ que se coloca en una parte del borde de un vaso, evitando que nos contaminemos bebiendo de ese lado y así poder protegernos de virus y bacterias.

Como ya hemos mencionado eso se anunció en noviembre de 2020 pero, cual ha sido nuestra sorpresa que ahora de nuevo el conocido popularmente como «todólogo» ha vuelto a las andadas anunciando su dispositivo labial como «un magnífico regalo de comunión o boda por poco más de 1 €.» Y, como no, apelando a la solidaridad de los compradores con el pueblo ucraniano.  Pensábamos que se trataba de una cuenta falsa pero no, es la real, la verificada.

Aquí lo tenéis:

No se puede caer más bajo. Menudo oportunista.