Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO debes limpiar la lavadora para evitar el mal olor en la ropa

La lavadora es uno de los electrodomésticos más imprescindibles de nuestros hogares y por ello, si queremos que nos dure muchos años, tenemos que tener en cuenta que su limpieza es fundamental.

Hay quien piensa que la lavadora se limpia sola cada que que lava la ropa y nada mas lejos de la realidad. Es más, la suciedad se acumula y pasa a las prendas provocando mal olor en ellas. Debes limpiarla tú y de forma correcta, pues es un electrodoméstico que se mantiene húmedo mucho tiempo y acumula gérmenes, moho y bacterias.

Para que la lavadora dure más tiempo es conveniente realizar una serie de tareas de limpieza y mantenimiento cada cierto tiempo, preferiblemente cada dos meses:

  • Cajetín del detergente: En él se acumulan restos de jabón y suavizante por lo que es necesario tenerlo siempre muy limpio. Lo ideal para mantenerlo así sería enjuagarlo después de cada lavado. Pero si no lo has hecho y ves que tiene acumulados restos de detergente, debes extraerlo y enjuagarlo bien en una pila o fregadera  y retirar los residuos más resistentes con un paño o con un cepillo pequeño, como un cepillo de dientes, y secarlo después.
  • Goma de la lavadora: Es aconsejable limpiarla con un paño humedecido solo con agua, aunque también puedes usar vinagre blanco, un gran desinfectante. Algo importante que debes tener en cuenta es que cuando no estés usando la lavadora, dejes la puerta entreabierta para ventilar el interior del tambor y evitar que se formen bacterias que causan mal olor. Así conseguirás eliminar el exceso de humedad y la formación de moho.
  • Filtro del agua: Este componente tiene la función de retener los restos e impedir que no terminen en la bomba de desagüe, pudiendo bloquearla y provocar una seria avería., por lo que este elemento se va llenando de restos de suciedad de cada lavado. Se limpia poniéndolo bajo un chorro de agua fría pero si no es suficiente, puedes ayudarte con un estropajo y un cepillo de dientes para penetrar en las zonas más difíciles.
  • Tambor: Para mantenerlo limpio lo mejor es poner un lavado a 90 ºC sin colada ni detergente. De este modo se limpia su sistema interno así como las tuberías.

Para mantener impecable la parte exterior de la lavadora, basta con darle un repaso regularmente con un paño húmedo pero, como ya hemos explicado, por dentro hemos de ser más meticulosos.