Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO debes limpiar y desinfectar las tablas de cortar alimentos

La tabla de cortar, ya sea de madera o de plástico, puede acumular gérmenes si no se limpia adecuadamente.

La tabla de cortar es un elemento imprescindible en las cocinas de los hogares ya que, gracias a su firme, nos facilita la labor de picar o cortar todo tipo de alimentos como embutido, verduras, frutas, carnes o pescados.

El problema puede surgir si no se limpian correctamente, pues se pueden convertir en un foco de gérmenes. Sobre la tabla utilizamos elementos cortantes como cuchillos o navajas, y estos van dejando pequeñas hendiduras que, aunque no lo parezca a simple vista, se llenan de partículas o restos de comida que se van acumulando pudiendo ocasionar la proliferación de esos patógenos perjudiciales para la salud.

Hay varias formas de limpiar y desinfectar las tablas de cortar:

Lejía: Puede sonar fuerte pero la lejía es uno de los métodos de desinfección más eficaces. Al igual que muchos la usan para desinfectar verduras, también se puede usar para las tablas de cortar. Puedes diluir media cucharadita de lejía en 2 tazas de agua y limpiar a fondo la tabla con una bayeta de cocina limpia o bien dejarla en remojo durante  unos minutos y luego enjuagar con abundante agua.

Vinagre: Si prefieres usar algo más natural, prueba con este producto, aplica una buena cantidad de vinagre sobre la tabla y déjala reposar durante 10 minutos, después limpia a fondo con agua o un paño húmedo.

Bicarbonato: El bicarbonato de sodio no puede faltar en los hogares ya que tiene múltiples aplicaciones. En este caso, este compuesto neutraliza los olores, evita la contaminación por bacterias y elimina los restos de alimentos que suelen ensuciar la tabla. Basta con echar una buena cantidad del producto sobre la superficie de la tabla, extenderla y frotarla durante unos segundos. Dejarlo actuar durante 30 minutos y a continuación retirarlo con un paño suave. Finalmente lava la tabla con agua y jabón de lavavajillas.

Sal gruesa y Limón: Especialmente si la tabla de cortar es de madera. Para ello, esparce sal gruesa por toda la superficie de la tabla y frótala con la mitad de un limón. Después aclárala bien con abundante agua y sécala con un paño limpio o papel de cocina. Se eliminarán las bacterias y desaparecerán los malos olores.

A continuación te damos algunos consejos para que puedas usar la tabla de cortar sin correr riesgos:
  • Trata de tener más de una tabla de cortar en tu cocina y alterna su uso: por ejemplo, usa una para cortar carne cruda y la otra para cortar el resto de alimentos.
  • No sitúes ni cortes alimentos crudos sobre una tabla que previamente usaste con otros alimentos y viceversa, es decir, no cortes ni apoyes alimentos sobre una tabla que usaste con alimentos crudos, esta es una manera de evitar la contaminación cruzada.
  • Desinfecta siempre la tabla de cortar al terminar de usarla.
  • Si la tabla es de plástico y ya está muy agrietada o llevas tiempo con ella, es conveniente que la sustituyas por una nueva.
También te puede interesar:
Curiosos trucos trucos de limpieza con los que contamos en casa y desconocemos 

 

Recuerda que puedes unirte a nuestro canal específico de Telegram o seguirnos en la página de facebook: Obsesivas del Orden y la Limpieza 

 

Foto de portada: Pexels