Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO debes preparar la ropa antes de lavarla para evitar estropearla

Tener una lavadora buena no significa que la ropa quede bien si no tenemos en cuenta varios detalles importantes

Sigue estos consejos útiles

Contar en el hogar con una lavadora buena no equivale a que la ropa quede en perfecto estado si no tenemos en cuenta varios detalles importantes antes de introducirla en ella como, por ejemplo, clasificar las prendas, separarlas para evitar que destiñan o encojan, elegir el programa de lavado adecuado, etc..

Te contamos algunos consejos muy útiles para conseguir que tu ropa quede impecable tras su lavado y poderla conservar más tiempo en buenas condiciones:

Clasificar la ropa

Es esencial a la hora de evitar que algunas prendas después del lavado encojan, destiñan o se decoloren. Además de consultar la etiqueta de la prenda, debemos tener en cuenta el color de las prendas (si se trata de ropa blanca, ropa de color o ropa oscura). También hemos de tener en cuenta el tipo de tejido del que está confeccionada la prenda, así como el grado de suciedad.

  • Las prendas oscuras requieren un lavado en frío, máximo a 30°C, ya que a mayor temperatura podrían desteñir. En esta clasificación entrarían, por ejemplo, los pantalones vaqueros oscuros, monos de trabajo, ropa deportiva calcetines o camisetas oscuras. Se incluirían colores como el negro, marrón, azul, verde o gris oscuro.
  • La ropa blanca como sábanas, toallas, manteles, blusas o camisas, deben lavarse a una temperatura de 40°C o superior con el fin darlos un lavado higiénico y acabar con las bacterias. Si queremos que nuestra ropa blanca se conserve blanca, no debemos mezclarla nunca con prendas de otro color, aunque sea claro.
  • La ropa de color. Si se trata de prendas de colores fuertes y vivos como rojos, azules, naranjas o verdes.., pueden lavarse juntos. Los tonos claros, como el beige o tonos pasteles también pueden meterse en la misma colada pero no con ropa blanca. Las prendas que tengan más de un color, sean estampadas o a rayas también deben lavarse con las prendas de color, siempre teniendo en cuenta el color predominante de la prenda en el momento de decidir con cuáles lavarla.

El cubo de la ropa sucia 

El contenedor, cubo o cesto donde metemos la ropa sucia debe contar con ventilación suficiente para evitar la humedad y el mal olor en su interior. Hay varias clases de cestos en el mercado, pueden ser de paja, mimbre o plástico agujereado. Si la prenda sucia está húmeda, déjala que se seque antes de introducirla en el cesto.

 

Ropa muy sucia 

Para lograr conseguir el éxito esperado, la ropa que se encuentre muy sucia requerirá de un prelavado, por lo que deberás añadir también detergente en el compartimento I del cajetín de la lavadora indicado para ese fin (si se trata de un lavado normal se utiliza siempre el compartimento II).

Otros consejos útiles 

  • Si se trata de prendas nuevas, basta con utilizar un programa de lavado rápido.
  • Tejidos delicados como lana o seda: normalmente las lavadoras disponen de programas específicos para este tipo de prendas. Además, es importante bajar las revoluciones de la lavadora para que tengan un centrifugado suave y no se deterioren.
  • Respetar la dosis indicada en los envases de detergente y suavizante a la hora de verterlos en el cajetín para evitar un exceso de espuma y que puedan quedar residuos en la ropa.
  • Una vez finalizado el lavado, debemos extraer la ropa cuanto antes y tenderla para evitar que coja olor por la humedad.
Ver también: Cómo limpiar la lavadora para evitar el mal olor en la ropa

 

Si lo deseas, puedes unirte a nuestro canal de Telegram o seguir nuestra página de Facebook

 

Fotos de Pexels