Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO elaborar tú mismo encurtidos caseros

No puede ser más sencillo

No hay mayor satisfacción que aprender trucos culinarios y experimentar uno mismo de cosas nuevas para poderlas mostrar y gozar de la seguridad que da el haberlo hecho de forma casera.

Pues bien, los encurtidos entrarían sin ningún problema en ese aprendizaje. Hay multitud de variedades de encurtidos caseros que pueden realizarse con facilidad.

Como sabrás, el encurtido es un alimento que ha sido sumergido en una solución conservante para ser preservado, por lo que debemos preparar nuestros encurtidos con ingredientes que ayuden a conservar y prolongar su vida útil.  Los alimentos más habituales son pepinillos, cebolletas, pimientos, aceitunas, alcaparras, guindillas, ajos, etc..

Una manera sencilla de elaborar un encurtido consistiría en diluir una gran cantidad de sal gorda en un recipiente con agua que haya sido esterilizado previamente y que después se pueda cerrar herméticamente. Es el método más utilizado para alimentos como pepinillos y aceitunas, pero existen otros con más ingredientes necesarios para condimentar y conseguir el sabor final del alimento.

Un ejemplo sería el encurtido casero de agua salada con vinagre, que se elabora de la misma manera que el encurtido anterior pero añadiendo vinagre. A la mezcla se le suele añadir un poco de azúcar para suavizar el sabor y que no sea demasiado agrio. Este método es usado para guindillas, jalapeños, zanahorias, brócoli y  productos de sabor muy intenso.

Otro ejemplo sería el el encurtido en aceite. Esta modalidad es muy beneficiosa para productos aceitosos en sí mismos como las aceitunas, los pepinillos o las olivas. A diferencia de los citados anteriormente, este encurtido no necesita calentamiento ni ebullición previa al almacenamiento, ya que el aceite es un buen agente conservador en su temperatura natural.

Hemos de indicar que existen infinidad de toques extra que se les pueden añadir, como hierbas aromáticas tipo romero o comino.

Una vez hayamos añadido todo lo necesario debemos dejar el encurtido en absoluto reposo en torno a poco más de una semana para que la mezcla de alimentos e ingredientes mezcle bien y conseguir el sabor deseado.

Os dejamos este vídeo donde se explica, paso a paso, cómo hacer tú mismo encurtidos caseros.