Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Cómo evitar que caiga un huevo rodando por la encimera cuando vayas a cocinar

Más fácil, imposible

Artículo de «El Cotillómetro»

Nunca se me olvidará la historia que me contó mi padre acerca de un huevo.

Hace muchos años, por motivos profesionales, se tuvo que quedar unos días  en casa él solo en pleno verano. Se le había olvidado comprar comida y cuando llegó a casa de trabajar  «muerto de hambre», descubrió que únicamente quedaba un huevo en la nevera. Lo cogió para freírlo, lo depositó en la encimera mientras echaba el aceite a calentar,y cuando se quiso dar cuenta, el huevo había rodado y rodado hasta caer al suelo, ¡¡¡ El único huevo !!!.  Esto ocurrió en los años 70 por lo que no había tiendas 24 H, ni se podía hacer un pedido a través de las múltiples aplicaciones que tenemos a nuestra disposición en la actualidad.

Siempre que uso un huevo para cocinar me acuerdo de esta simpática anécdota. Un día, por casualidad, me estaba tomando una cerveza y había dejado la chapa del botellín en la encimera. Me dispuse a coger un huevo para cocinar y lo deposité encima de la chapa. Descubrí de la manera más tonta ¡¡ El mejor , más sencillo y más fácil invento del mundo!! El huevo se queda literalmente clavado en la chapa y de ahí no se mueve. Sirve  la chapa de cualquier envase de vidrio ya sea refresco, cerveza, tónica, lo que tengáis a mano en casa.¡ Pruébalo!