Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Cómo evitar ser víctima de un fraude en los cajeros automáticos

No cuesta nada cumplir las recomendaciones y evitar llevarte un buen susto

La mayoría de las entidades financieras tienen como política no dispensar por caja cantidades inferiores a 600 euros, redirigiendo a sus clientes al uso de los cajeros automáticos.

Pero para muchas personas, el momento de sacar dinero en un cajero automático se convierte es uno de los momentos que más les preocupan y se ponen nerviosos pensando en que pueden tener algún percance que afecte a su seguridad.

Con el objetivo de evitar este problema, existen algunos consejos básicos para no correr riesgos ni sufrir sustos en el momento de retirar efectivo de los cajeros automáticos.

A continuación te mostramos algunos:

  • Cubre siempre con la mano al teclear el número secreto. Hay veces que los ladrones instalan microcámaras en lugares cercanos al cajero que consiguen captar los números secretos. También se han dado casos en que superponen otro teclado falso sobre el original del cajero que suele estar conectado a un dispositivo móvil que recibe el código PIN del usuario al momento de teclearlo.
  • Comprueba que la ranura por donde introduces la tarjeta no esté tapada o te presente alguna dificultad  para poder introducirla. Puede que los ladrones hayan instalado dispositivos en la entrada de las tarjetas que clonan las bandas magnéticas.
  • Ten paciencia y no te olvides de recoger, antes de abandonar el cajero, la tarjeta, los billetes y la cartera. Aunque pueda parecer obvio, con motivo de las prisas, algunos se han dejado la cartera sobre el cajero o se han ido sin recoger el dinero o la tarjeta.
  • Sospecha y ponte alerta ante quien se ofrece a prestarte ayuda. No siempre van con buenas intenciones. Se puede dar el caso en que alguien pase por tu lado y te advierte que se te ha caído algo. En ese momento llega otro ladrón que, aprovechando el despiste, se lleva las pertenencias que hayas dejado sobre el cajero.
  • Si, una vez has introducido la tarjeta, el cajero no funciona, no te vayas y espera unos minutos. Si la situación continúa, avisa a algún empleado de la entidad. Si te ocurre fuera de horario de la entidad, llama inmediatamente al teléfono que te aparezca en la pantalla de ese cajero o en la de otro que tengas cerca para solicitar el bloqueo de tu tarjeta.