Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

¿CÓMO funciona el Dropshipping, el negocio de moda?

Funcionamiento, tributación…todos los detalles sobre el Dropshipping

¡Consigue dinero vendiendo en Amazon! Seguro que a ti también te han saltado ese tipo de anuncios que en su mayoría utilizan el dropshipping como modelo de negocio. Antes de lanzarte deberías tener clara cuál es la fiscalidad del dropshipping, los impuestos que pagarás por esta fórmula de venta online y tus obligaciones en el IVA y el IRPF.

Qué es el dropshipping (Triangulación de envíos)

¿En qué consiste el dropshipping? De forma muy resumida pasa por vender online artículos que no tienes en stock y que en ningún momento pasarán por tus manos. En otras palabras, actúas como intermediario o minorista de los productos de un proveedor, que es el dropshipper, a cambio de una comisíón de venta.

La ventaja de esta fórmula es que no necesitas almacenes para guardar el producto, ya que ti todo va bien, éste nunca pasa por tus manos. Con el dropshipping te conviertes en minorista de quien produce el producto y ganas dinero por la diferencia entre el precio del producto del mayorista y el que pones tú como minorita.

A efectos prácticos, esto quiere decir que te limitarás a recibir el pedido del cliente, gestionarlo y remitir los datos al proveedor. Y por supuesto, también a pagar impuestos por tu actividad de dropshipping.

Como con cualquier otro negocio, el dropshipping tributa y harás bien en tener clara la fiscalidad de este negocio online como comisionista.

¿Hay que darse de alta como autónomo para hacer dropshipping?

Antes de entrar en la fiscalidad del dropshipping conviene empezar por lo básico. Estamos ante una actividad económica y, por lo tanto, debes darte de alta como autónomo si vas a montar tu negocio de dropshipping.

El epígrafe concreto del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) dependerá del tipo de productos que vendas, pero si tienes pensado ‘tocar’ varios diferentes puedes empezar por darte de alta en el 665 de “comercio al por menor por correo o por catálogo de productos diversos”, con el que tributarás en el régimen de estimación directa simplificada o normal, dependiendo de tus ingresos.

En este punto hay quienes aseguran que si tu facturación no alcanza el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) no es necesario darte de alta como autónomo. Nada más lejos de la realidad. Si realizas la actividad habitualmente y, sobre todo, si vas a emitir facturas (como es el caso), tendrás que darte de alta como trabajador por cuenta propia en el RETA para hacer dropshipping.

Fuente: Bolsamanía