Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Cómo Hacer Nuestra Propia Instalación Solar

Energía "Casi" Gratuita

Hola amigos.

En ésta ocasión, os dejo un vídeo en el que se muestra de forma muy clara, cómo comenzar vuestra propia instalación eléctrica solar.

En mi caso, es tan indispensable, que de no ser por mis placas solares, no podría ni siquiera comunicarme con vosotros, ya que dependo por completo de ella para satisfacer mis necesidades energéticas.

Si. Lo habéis adivinado, vivo en medio del campo y sin acceso a red eléctrica alguna por tanto, eso que se conoce como «energías alternativas», para mi son las únicas posibles.

Os diré, que no es tan bonito como lo pintan. Tienen muchas limitaciones, que por intereses se os ocultan, pero a pesar de las dificultades y limitaciones que entrañan, todo es acostumbrarse y priorizar las necesidades.

Por ejemplo; las altas temperaturas que el mismo sol genera, reducen el rendimiento de las placas llegando hasta un 40% de disminución. Los días nublados, olvidaos de las carga. Las baterías, cuando su carga disminuye por debajo de los 10,5 V dejan de suministrar corriente para evitar la descarga.Todas estas dificultades se compensan con la exención de tener que pagar un recibo. Pero aún así, tampoco es «gratis».

Lo que más encarece una instalación solar, son las baterías. Podéis calcular un coste de aproximadamente un euro por amperio. Es decir, una batería de 250 A puede costar alrededor de 250 euros. Y debéis tener en cuenta, que un ordenador portátil conectado a la red se la «merendará» en dos horas. Haceros una idea pues de lo que significa un frigorífico funcionando toda la noche.

Habréis oído seguramente hablar del «Impuesto al Sol». Esto, no debe preocuparos en absoluto siempre que no vendáis vuestro exceso de energía a la red eléctrica. Me explico: Hay dos formas de hacerlo. Una, una instalación totalmente autónoma, como es mi caso. Otra, es cargar vuestras baterías, y una vez hecho esto, verter el resto en la red eléctrica. De este modo, durante el día, usáis la energía solar, y durante la noche, una vez agotadas vuestras reservas, os conectáis a la red para consumir de ella. La compañía, en este caso, os facturará o abonará una cantidad según sea el resultado.Y es sobre ese abono que os hacen, si lo hubiere, donde se aplicaría ese «impuesto»

Pero como ya os he dicho, no es mi caso.

En próximas entregas, os iré ampliando la información para que podáis disfrutar de plena autonomía, pero por el momento y para comenzar a familiarizaros con las energías «limpias» es suficiente.

Un saludo