Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Cómo insultar de una forma original, educada y con propiedad

Deja de usar los vocablos de siempre y sé original

El idioma castellano es el segundo idioma más hablado del mundo después del chino. Lo hablan 400 millones de personas y es el idioma oficial en más de 20 países. Además, otros 9 millones de personas lo tienen como segunda lengua.

Se estima que el castellano cuenta en su haber con más de 92.000 vocablos, dentro de los cuales, también se encuentran recogidos los insultos.

Según la RAE, insultar es ofender a alguien provocándolo e irritándolo con palabras o acciones. Pero hay que reconocer que hay insultos que, en vez de ofender, pueden quedar al insultado con la boca abierta.

Quevedo y Góngora nos demostraron que el insulto también puede ser un arte.

Existen multitud de insultos en castellano pero, debido a que por desgracia nos estamos quedando pobres en nuestro lenguaje, la mayoría usamos tan sólo unos pocos y no salimos del típico ‘tonto, gilipollas, hijo de p…’, y es una lástima que muchos insultos estén cayendo en el olvido.

Por ejemplo, la palabra ‘tonto’ tiene infinidad de sinónimos que apenas utilizamos.

Por eso hemos querido elaborar una especie de diccionario y recuperar insultos que están recogidos en la RAE.  Algunos los usamos en nuestro lenguaje coloquial, pero hay muchos que te van a sorprender e incluso te van a provocar alguna que otra carcajada. No estaría mal que los incorporases a tu vocabulario.

Vamos a ello:

Alcornoque: Persona ignorante y zafia.

Alfeñique: Persona delicada de cuerpo y complexión.

Baboso: Bobo, tonto, simple. Adulador, pelotillero (seguro que en tu trabajo abundan)

Barrabás: Persona mala, traviesa, díscola.

Barriobajero: Ineducado, desgarrado en el comportamiento o en el hablar.

Bellaco: Malo, pícaro, ruin

Berzotas: Persona ignorante o necia.

Besugo: Persona torpe o necia.

Boquimuelle: Persona blanda de boca.

Borrico: Persona ruda.

Botarate: Persona alborotadora y de poco juicio.

Brasas: Persona que Molesta haciendo o diciendo algo que resulta pesado o demasiado insistente.

Cabestro: Persona torpe o ruda.

Cafre: Zafio, rústico, bárbaro, cruel.

Cagarruta: Porción de excremento animal.

Calambuco: Persona que ostenta falsa o exagerada devoción.

Calamidad: Persona incapaz, inútil o molesta.

Cantamañanas: Persona informal, fantasiosa, irresponsable, que no merece crédito.

Capullo: Persona estúpida y molesta.

Cazurro: Torpe, lento de comprender.

Cebollino: Persona torpe e ignorante.

Cenizo: Persona que tiene mala suerte o que la trae a los demás.

Cenutrio: Torpe o estúpido.

Ceporro: Persona torpe e ignorante.

Cernícalo: Ignorante y rudo.

Charrán: Pillo, tunante.

Chiquilicuatre: Persona, frecuentemente joven, algo arrogante y de escasa formalidad o sensatez.

Chupóptero: Persona que se aprovecha de otras.

Cipote: Torpe, zonzo, bobo.

Cretino: Estúpido, necio.

Descerebrado: De escasa inteligencia.

Energúmeno: Persona poseída por el demonio. Persona furiosa, alborotada.

Escolimoso: Descontentadizo, áspero, poco sufrido.

Estólido: Falto de razón y discurso.

Estulto. Necio, tonto.

Fantoche: Persona grotesca, desagradable. Neciamente presumida.

Fariseo: Hipócrita. Injusto, cruel, inhumano.

Fulastre: Persona en la que no se puede confiar.

Gandul: Tunante, holgazán.

Gaznápiro: Palurdo, simplón, torpe, que se queda embobado con cualquier cosa.

Gilipuertas: Gilipollas.

Gorrino: Persona desaseada o de mal comportamiento en su trato social.

Gurrumino: Ruin, desmedrado, mezquino. Cobarde, pusilánime.Hombre condescendiente en exceso con su mujer.

Huevón: Imbécil. Falto de inteligencia.

Lameculos: Persona aduladora y servil.

Lameplatos: Persona aduladora. Que se alimenta de sobras.

Lechuguino:  Muchacho imberbe que se mete a galantear aparentando ser hombre hecho.

Lerdo: Tardo y torpe para comprender o ejecutar algo.

Maganto: Triste, pensativo, macilento.

Majadero: Necio y porfiado.

Mameluco: Necio y bobo.

Mamporrero: Persona que dirige el miembro del caballo en el acto de la cópula.

Mastuerzo: Persona necia y zafia.

Melón: Torpe o necio.

Mendrugo: Tonto, zoquete.

Mentecato: Tonto, fatuo, falto de juicio, privado de razón. De escaso juicio o entendimiento.

Mequetefre: Persona entremetida, bulliciosa y de poco provecho.

Merluzo: Bobo, tonto.

Mindundi: Persona insignificante, sin poder ni influencia.

Morlaco: Que finge tontería o ignorancia.

Orate: Persona que ha perdido el juicio. Persona de poco juicio, moderación y prudencia.

Palurdo: Persona rústica e ignorante.

Pamplinas: De poca entidad.

Panarra: Hombre simple, tonto.

Panoli:  Persona simple y fácil de engañar.

Papanatas: Persona simple y crédula o demasiado cándida y fácil de engañar.

Papirote: Persona tonta, boba, corta de ingenio.

Paquete: Persona torpe y aburrida.

Patán: Persona tosca, zafia, rústica.

Pavitonto: Necio, estúpido.

Pazguato: Simple, que se pasma y admira de lo que ve u oye.

Pedorro: Persona tonta, ridícula o presuntuosa.

Pelele: Persona simple e inútil.

Pelma: Persona persistentemente molesta e importuna. Persona que tarda en sus acciones.

Petimetre: Persona que se preocupa mucho de su compostura y de seguir las modas.

Picapleitos: Hombre embustero, trapisondista.

 

Piltrafa: Persona de ínfima consistencia física o moral.

Pitañoso: Legañoso.

Plomo: Persona pesada y molesta.

Sabandija: Persona despreciable y molesta.

Sacamuelas: Persona que habla mucho e insustancialmente.

Sinsustancia: Persona insustancial o frívola.

Sonso: Zonzo.

Soplagaitas: Persona tonta y estúpida.

Sosaina: Persona sosa.

Soso: Que carece de gracia y viveza.

Tarugo: Persona de rudo entendimiento.

Tontucio: Medio tonto.

Tordo: Torpe, tonto.

Tragaldabas: Persona muy tragona.

Tunante: Pícaro, bribón.

Zambombo: Hombre tosco, grosero y rudo de ingenio.

Zampabollos: Persona que come con exceso y con ansia.

Zángano: Persona floja, desmañada y torpe. Persona holgazana que se sustenta de lo ajeno.

Zarrapastroso: Desaseado, andrajoso, desaliñado y roto. Persona: despreciable.

Zascandil: Persona de poca formalidad, inquieta y enredadora. Hombre astuto, engañador, por lo común estafador.

Zopenco: Tonto y abrutado.

Zoquete: Persona tarda en comprender.

Zote: Ignorante, torpe y muy tardo en aprender.