Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO lavar un chaquetón de plumas para que quede en perfecto estado

Las chaquetas o parkas de plumas son prendas ideales para protegerse del frío gracias a su material que proporciona un alto grado de aislamiento térmico.  Además, son ligeras y por tanto muy cómodas para llevar.

Este material que se usa para su confección puede ser natural (plumas de oca o pato) o sintético (fibras de poliéster) que imita al primero.

Para que estas prendas se mantengan en buen estado y con el fin de prolongar su duración, es necesario lavarlas con suma delicadeza para evitar que el relleno se apelmace o se deforme, especialmente el de plumas naturales.  Muchas personas optan por llevarlas a una tintorería pero también se pueden lavar en casa.

Los plumíferos se pueden lavar en la lavadora, tanto si éstos son naturales como si están hechos con fibras sintéticas. También se pueden lavar a mano, pero al ser prendas grandes lo ideal es hacerlo en una bañera de modo que puedan quedar holgadas. Eso sí, no es recomendable lavarlos más de 2 veces por temporada.

Consejos para lavar los plumas en la lavadora

  • Antes de introducir la prenda en la lavadora, cierra todas las cremalleras, botones y velcros para evitar que se pueda romper el tejido y escaparse plumas o fibras. A continuación dale la vuelta para que quede del revés.
  • Lava la prenda sola, sin mezclar con otras prendas.
  • Selecciona un programa de lavado largo y con centrifugado suave, a 400 revoluciones como máximo. Así evitarás que las plumas se apelmacen.
  • Lávala con agua fría y utiliza un detergente especial para ropa delicada.

Consejos para lavar los plumas a mano

Esta opción no es muy recomendable salvo que la etiqueta de la prenda lo indique. De ser así, estos consejos te ayudarán:

  • Llena una bañera con agua tibia
  • Sumerge la prenda dentro
  • Vierte un chorro de detergente especial para lavar ropa a mano y frota suavemente la prenda para que absorba el jabón.
  • Quita el tapón de la bañera y enrolla el plumífero para que escurra bien y se elimine el agua. No le saques de la bañera sin haberlo enrollado, ya que el peso del agua en las plumas puede deteriorar los tejidos internos. Tampoco escurras la prenda retorciéndola porque la podrías dañar.
  • Coloca el tapón de nuevo y vuelve a sumergir la prenda para aclararla.
  • Vuelve a enrollar la prenda para volver a sacar el agua. Repite este paso hasta que deje de salir espuma del jabón.

Cómo secar una prenda de plumas

Hay dos formas de secar un plumas: con la secadora o al aire. Si lo haces en la secadora, usa un programa lento y a baja temperatura. Para  ayudar a esparcir mejor las plumas y que la prenda recupere su volumen inicial, puedes introducir un par de pelotas de tenis en la secadora.

Si eliges secar la prenda al aire libre, colócala en una superficie plana, evitando los rayos del sol. No la cuelgues, ya que provocará que las plumas se amontonen por el peso en la parte inferior.

Agita la prenda de vez en cuando mientras se seca para acomodar las plumas y que se distribuyan por todo su interior. Antes de guardarla, asegúrate de que la prenda está completamente seca. Las plumas de origen natural tardan mucho en secarse por eso es importante comprobar que esté seca para que tenga una duración óptima.

🙋🙋Importante: Antes de lavar una prenda de plumas, es preciso que leas la etiqueta para asegurarte de no estropearla.

 

Recuerda que puedes unirte a nuestro canal específico de Telegram o seguirnos en la página de facebook: Obsesivas del Orden y la Limpieza 

 

Foto de portada: Pexels