Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Cómo limpiar los cristales con Gel De Baño

Te vas a sorprender

Limpiar los cristales de las ventanas es una tarea que puede convertirse en una auténtica pesadilla si quieres que queden perfectos. Resultan aburridos y engorrosos de limpiar.

Los cristales, además de en las ventanas, están presentes en muchos rincones de nuestro hogar: puertas, mamparas de baño, mesas, puertas correderas de salidas a terrazas, etc.., y si queremos mantenerlos limpios sabemos que nos va a suponer un gran esfuerzo y gran cantidad de tiempo, ya que no basta con usar un trapo y limpiacristales, que sería la manera más rápida de hacerlo, pero sabemos que el resultado nunca es el que esperamos ya que siempre quedan marcas, huellas o restos del trapo que hemos usado.

Gracias al ‘boca a boca’ nos hemos enterado del uso del Gel de Ducha o Baño para limpiar los cristales de las ventanas, puertas o mamparas. Lo hemos probado y, sinceramente, hemos podido constatar que es muy efectivo, una verdadera maravilla. Seguro que en principio te extrañará como a nosotros, pero nada mejor que probarlo y sacar tus propias conclusiones del resultado.

¿Cómo utilizarlo?

-En un cubo con agua caliente, vierte un chorro de gel de baño y remueve.

-Empapa una bayeta en el agua con gel y escúrrela.

-Pasa la bayeta por los cristales. Si están muy sucios, pásala una vez empapada y bien escurrida de nuevo.

-Puedes secar los cristales con otra bayeta seca, papel de cocina, o simplemente dejar que se sequen solos.

-Si en lugar de utilizar una bayeta quieres usar una rasqueta, también los puedes limpiar pasando primero una esponja humedecida en el agua con gel y a continuación pasar la rasqueta para arrastrar el agua y eliminarlo.

Verás cómo te quedan de impecables.

Un consejo que no está de más: No lo hagas en horas de mucho sol, ya que el agua se secaría muy rápido y quedarían marcas.