Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO mantener tu hogar caliente ahorrando en calefacción

Sigue estos sencillos consejos

En estos días de frío no hay sensación más placentera que estar en casa con una temperatura agradable que nos proporcione el máximo confort. Pero conseguirlo nos puede resultar caro a la hora de pagar la factura, por lo que es importante tener en cuenta algunos sencillos consejos que nos permitirán ahorrarnos un dinerillo.

Te proponemos algunas ideas para mantener tu hogar caliente y ahorrar en calefacción:

. Mantén una temperatura constante:  Las subidas fuertes de temperatura en la calefacción provocan un gasto extra. La temperatura ideal para lograr un ambiente agradable y confortable es de 21 grados. Aunque no parezca una temperatura alta, es preferible ponerse una chaqueta o taparse con una pequeña manta a tener demasiado calor en le hogar. Con este gesto podrás ahorrar de media un 10 % en consumo de calefacción.

. Velas en los espacios pequeños: además de decorar la casa, las velas son muy útiles para calentar un espacio pequeño. Colocando velas grandes en diferentes rincones se consigue que la temperatura del ambiente aumente. Colócalas siempre en lugares donde no haya peligro.

 

. Revisa los radiadores de forma periódica: Si tienes radiadores en casa es importante que los purgues antes de ponerlos en funcionamiento al inicio de cada temporada de invierno y limpiarlos con cierta frecuencia. Procura no cubrirlos con muebles para que puedas aprovechar todo el calor que generan.

. Cinta aislante para las ventanas: Las pérdidas de calor que se originan en las ventanas pueden provocar que se consuma casi un 30 % más de calefacción en los hogares y eso es mucho dinero. Es debido a que muchas ventanas aunque no lo parezca, no cierran bien y suele quedar una pequeña rendija por donde pasa el aire. Para evitarlo ayúdate de cinta aislante para tapar cualquier hueco o rendija y evitar la entrada de aire. En cualquier ferretería las tienen de varias clases: cintas de sellado, cintas térmicas, cintas de espuma autoadhesivas, etc..

. Espacios vacíos: Si tienes en casa algún cuarto o habitación que no usas, mantén cerrada la llave del radiador. De nada sirve mantener caliente un espacio que no se usa además de provocar un gasto innecesario.

. Cortinas: Son complementos de decoración muy utilizados que además de servir para proteger la intimidad del hogar, evitan que entre el sol en verano y que entre el frío en invierno. Las cortinas térmicas son una buena opción para mantener la casa caliente y ahorrar en calefacción.

. Revisa los cajones de las persianas: Son una fuente de entrada de aire frío. Revísalas y en caso de que notes la existencia de huecos séllalos con burletes o cintas aislantes. Mantén las persianas bajadas durante la noche y subidas durante el día. De esta manera dejarás entrar la luz y el calor de día pero por las noches la persiana frenará la entra del aire frío a través de los cristales.