Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO no deberías vestirte para estar ‘por casa’ para evitar un aspecto lamentable

'El Cotillómetro'

No te descuides, tus seres queridos te lo agradecerán

Todos sabemos que no es lo mismo vestir para ir a trabajar, salir de compras o salir para realizar  cualquier tipo de gestión, que vestir para estar por casa.

Cuando llegamos a casa lo primero que buscamos es la ropa con la que nos sintamos más cómodos, pero no todo debería valer.

Muchas personas optan por enfundarse el pijama para estar por casa debido a que este tipo de prendas suelen ser más suaves y holgadas, pero un pijama no deja de ser una prenda para dormir. Pasar horas en pijama por casa y meterte en la cama con él, no es del todo beneficioso ya que se producen cambios de temperatura tanto en nuestro cuerpo como en el exterior, además de que determinados olores o vapores de alimentos que hayamos cocinado se impregnan en los tejidos de las prendas que hacen que no tengamos una sensación demasiado agradable en la cama.

Pero vamos a ir más allá, si de repente se presenta una visita inesperada ¿la recibes en pijama? Por muy estupendo que sea tu pijama, no deja de ser eso, un pijama.

En conclusión, la opción del pijama no es del todo presentable ni muy higiénica. El pijama es para dormir.

Por otro lado están las personas que se decantan por el uso del chándal. Cierto es que con esta prenda no te vas a meter en la cama, pero dependiendo del tipo de chándal, tampoco es que sea la mejor opción, ya que existen algunos modelos que, si te los pones, parecería que te estuvieras dedicando a cualquier actividad delictiva. No nos podemos olvidar de hacer mención a la típica camiseta vieja y desgastada con la que nos sentimos cómodos pero, a ojos de los demás, producen verdadera lástima.

El chándal no es para estar por casa ni para estar todo el día por la calle con él. El chándal es para hacer deporte. 

De lo que no cabe ninguna duda es que hay algo fundamental: Deberíamos tener en cuenta a las personas que nos rodean y con las que convivimos, ya sean pareja, amigos con los que compartimos piso o por nosotros mismos para vernos bien y sentirnos mejor.

Cada vez son más las firmas de moda que apuestan por las prendas de ‘estar por casa’, ropa cómoda y bonita que nos permite mantener un buen aspecto tanto para nosotros como para nuestras parejas o compañeros. Camisetas, pantalones, sudaderas, etc.., realizadas con tejidos de algodón, cómodas, que no aprieten y que transpiren, con colores neutros y fácilmente combinables que harán que nos sintamos bien con nosotros mismos y que mostremos un aspecto envidiable.