Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Cómo preparar unas riquísimas patatas a la importancia

Uno de los platos más ricos de nuestra cocina tradicional

Nos vamos a olvidar por un momento de la cocina creativa e innovadora que está tan de moda y vamos a hacer una modesta reivindicación de la cocina tradicional. Y qué mejor manera de hacerlo que con un ejemplo de cómo preparar un plato muy económico, cuyos ingredientes los tenemos todos en nuestras cocinas, y además está delicioso: Las Patatas a la Importancia.

Hay muchas maneras de cocinarlas, pero te vamos a mostrar cómo las preparamos en nuestra casa ( así me enseñó mi madre):

Si sigues estos sencillos pasos conseguirás que te queden ricas y muy cremosas 

 

Ingredientes para 4 personas:

 

500 gramos de patatas medianas

3 cucharadas soperas de harina

2 huevos

1 vasito de vino blanco

1 hoja de laurel

1 cebolla

1 diente de ajo

Perejil

Sal

Pimienta (opcional)

Aceite de oliva

caldo de carne (opcional)

 

Comenzamos:

Lavamos, pelamos y cortamos las patatas en rodajas gruesas.

Las salpimentamos ( o solo echamos sal) y las rebozamos en harina y huevo, las freímos en una sartén con aceite hasta que se doren (vuelta y vuelta) y las reservamos en una olla o cazuela.

Para elaborar la salsa,  cortamos y picamos la cebolla en trocitos muy finos y la salteamos en la sartén hasta que se ponga blanca, y la espolvoreamos con harina. Añadimos el vino blanco y dejamos cocer a fuego lento hasta que la salsa se reduzca a la mitad, durante un par de minutos.

Vertemos la salsa en el recipiente de las patatas y añadimos un majado de ajo y perejil que habremos preparado en el mortero previamente ( en la mezcla del mortero se puede añadir un poquito de vino blanco)

A continuación añadimos un litro de agua ( si quieres puedes añadir un cubito de caldo de carne) y una pizca de sal y lo dejamos cocer a fuego medio durante 20 minutos.

Lo puedes servir en una fuente grande y colocar una ramita de perejil en el centro.