Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO presentar una reclamación en tu banco para que sea efectiva

Es muy sencillo

El Banco de España muestra el procedimiento que deberíamos seguir

En ocasiones muchos nos hemos podido ver afectados por una mala gestión por parte del banco del que somos clientes pero, sin embargo, no hemos sabido cómo reclamar y finalmente hemos terminado por desistir.

El Banco de España, a través de la página web oficial, ha publicado el procedimiento a seguir por parte de cualquier ciudadano que tenga intención de presentar una reclamación ante una sucursal bancaria.

Según aconseja el organismo, el primer paso para dirimir un conflicto con el banco es la presentación de un escrito de reclamación ante la entidad bancaria en la propia oficina de esa entidad. Ésta deberá aceptar dicha reclamación y proceder a tramitarla con diligencia. Aconseja que es importante que guardemos una copia de nuestro escrito de reclamación sellado como prueba del trámite que acabamos de realizar.

Por ejemplo: si no hubiéramos recibido contestación en el plazo oportuno y quisiéramos trasladar la reclamación al Banco de España, necesitaríamos el escrito sellado como prueba de haber cumplido el trámite previo de reclamación ante la entidad.

Otra de las opciones disponibles para la presentación de reclamaciones es el correo electrónico. Si optamos por esta vía de comunicación, tenemos que tener en cuenta varias cosas:

  • Debemos enviar la reclamación al correo electrónico que dicho Servicio de Atención del Cliente tenga establecido.
  • Conservaremos la justificación de nuestro envío mediante una “captura de pantalla”, junto con acuse de recibo.
  • Hay que tener en cuenta que las entidades podrían exigir que el correo esté firmado electrónicamente por el reclamante o, en su caso, por un representante.
  • Tenemos que contar con un acuse de recibo de la entidad bancaria al objeto de que la reclamación realizada por esta vía pueda darse por válida.

Si no somos clientes de la entidad ¿tenemos derecho a reclamar?

Por supuesto que sí, siempre y cuando hayamos sido usuarios de un servicio financiero prestado por la entidad en la que se ha dado la operativa. Por ejemplo, si hemos tenido una incidencia con nuestra tarjeta en un cajero automático, podremos reclamar con independencia de que seamos o no clientes.

Fuente: Banco de España

Foto de portada: Anna Shvets en Pexels