Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO puedes sacar un buen partido a los higos

Más de lo que te puedes imaginar

El higo es una de una de las frutas más deliciosas del mundo y además, es un ingrediente muy sabroso para introducir en salsas, postres, entrantes o como acompañamiento de platos.

Por su composición, los higos atesoran muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo y los expertos  recomiendan su consumo. Por ser una fruta tan dulce y jugosa puede parecer que el higo tiene muchas calorías, sin embargo, si se consume fresco su aporte calórico no es elevado.

Aunque se trate de una fruta, los higos son perfectos para, por ejemplo:

-Preparar deliciosos entrantes como unas lonchas de jamón con carpaccio de higos cuya preparación es tan fácil como cortar el higo muy fino y acompañarlo con unas lonchas de jamón y unos trocitos de queso fresco añadiendo un chorrito de aceite de oliva.

-Preparar unos riquísimos canapés de higos, anchoas, queso y huevo duro, mezclando y machacando en un mortero  todos los ingredientes en un mortero acompañado de ajo y cebollino hasta conseguir una crema que untaremos en unas tostadas o biscotes.

-Preparar ensaladas con higos, combinándolos con vegetales frescos, jamón ibérico o queso, y añadiendo un aliño balsámico preparado previamente en un bol con dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de vinagre balsámico, sal y pimienta.

-Hacer una confitura de hijos. Para ello deberás disponer de más tiempo. Después de dejarlo reposar unas 12 horas, la puedes servir acompañando alimentos como el queso.

-Acompañar platos más elaborados ya que proporcionan un toque especial que dará lugar a unos sabores agridulces. Por ejemplo unas pechugas, una ternera o unas carrilleras con higos, la mezcla de sabores dejará como resultado un plato exquisito.

-Rellenar los higos, cortados por la mitad, con una mezcla de foie y la pulpa que previamente habremos extraído para mezclarla con trocitos de foie y añadiendo unas gotas de vinagre balsámico.