Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO recuperar el antiadherente de una sartén

Truco fácil y casero

¿ Quién no tiene en su cocina sartenes que no utiliza por haber perdido la antiadherencia?

No hay cosa que más rabia de a la hora de cocinar, por ejemplo, una simple tortilla francesa o de patatas y que se nos pegue en la sartén, con el consiguiente desastroso resultado.

Pues bien, no hace falta que recurramos a la compra de una nueva sartén, sino que podemos arreglar la que tengamos con un truco muy sencillo y muy económico.

Para ello únicamente  necesitaremos:

  • Aceite de cocinar usado
  • Sal gruesa
  • Papel de cocina

Verteremos el aceite usado en la sartén y lo extenderemos bien sobre el fondo, ayudados con papel de cocina. Una vez extendido, encenderemos la placa o el fuego de nuestra cocina y añadiremos una buena capa de sal gorda y la repartiremos  ayudados por un utensilio no metálico. Veremos cómo la sal va cambiando de color. Con el calor, la sal se eleva a una temperatura tal que funde las impurezas y las reabsorbe, facilitando así su limpieza. Rascaremos la sal con papel de cocina, eso sí, protegiéndonos con un paño o trapo y comprobaremos el resultado. Esta maniobra se puede realizar varias veces en función del estado de deterioro de la sartén. 

¿Sencillo, verdad?

Os dejamos un pequeño vídeo explicativo