Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO sacar el máximo partido a los beneficios del té

El es una infusión preparada con hojas secas de un arbusto denominado camellia sinensis originario de China. Todos los diferentes tipos de té provienen de esta planta, diferenciándose unos de otros por el proceso de elaboración al que son sometidas sus hojas como fermentación o vaporización.

Es una bebida cien por cien natural cada vez más consumida en todo el mundo por sus aportaciones saludables. Son muchos los estudios sobre los efectos beneficiosos de los componentes de esta planta en la salud que  favorecen el bienestar para el cuerpo y la mente.

Algunos beneficios que aporta:

  • El té contiene polifenoles, antioxidantes que actúan en el organismo frente al envejecimiento celular, contribuyen a regular los niveles de colesterol, favorecen la eliminación de toxinas y, según estudios científicos, favorecen la relajación de los vasos sanguíneos, ayudando a controlar la hipertensión.
  • Contiene sustancias como flúor, que previene la formación de caries, magnesio y calcio entre otras.
  • La teína que lleva el té actúa como un suave estimulante del sistema nervioso (sin llegar a producir excitación) contribuyendo a despejar la mente y favorecer la concentración.
  • También contiene teofilina, un alcaloide caracterizado por ser estimulante del sistema nervioso central y broncodilatadora.
  • Otros componentes del té son minerales alcalinos y aceites aromáticos, que facilitan la digestión de grasas.
  • No contiene prácticamente calorías convirtiéndose en un perfecto aliado en las dietas para reducir peso.
  • Debido a que está menos fermentado, el té verde es el que goza de mayores propiedades terapéuticas.

Por algo los chinos definían al té hace miles de años como:

«Un elixir de la inmortalidad, una bebida que quita la sed, disuelve el sueño y anima el corazón; una las siete necesidades básicas de la vida diaria». 

CÓMO PREPARAR UNA BUENA TAZA DE TÉ

La mejor manera de tomar un té y aprovechar todos sus beneficios es añadir el agua hirviendo o a punto de hervir en la taza o tetera preparada ya con el té dentro y dejar que la infusión no se haga más tiempo de 3 ó 4 minutos.

Si se mantiene más tiempo reposando, el té se vuelve amargo y parte de sus sustancias activas se destruyen además de aumentar los niveles de cafeína.

Fuentes: Fundación del Corazón. Corazón y Salud

Imágenes: Pixabay