Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Cómo terminar, de una vez, con las llamadas comerciales, mensajes y correos spam

La mayoría de los ciudadanos recibimos diariamente llamadas telefónicas de tipo comercial o sms de diferentes compañías para ofrecer sus productos y proponernos mejorar las tarifas que tenemos contratadas ya sean de internet, luz, gas, etc..

A pesar de estar legislado el derecho que tenemos los consumidores a no recibir llamadas comerciales y a pesar de la prohibición que se hizo en su día de limitar los horarios en los que se puedan realizar, lo cierto es que algunas empresas, principalmente de telefonía, hacen caso omiso a la legislación vigente y continúan realizando acoso publicitario.

Hay una manera muy sencilla de evitar este tipo de llamadas y no es otra que solicitar el servicio a la Lista Robinson.

Muchos son conocedores de su existencia pero no tantos han solicitado su servicio. La Lista Robinson nos permite de forma fácil, segura y gratuita, evitar recibir la publicidad de compañías a las que no hayamos dado nuestro consentimiento para ello.

Para usar este servicio tan solo debemos registrarnos con nuestros datos y nuestra dirección de correo. Al inscribirnos podemos indicar el medio por el cual no deseamos recibir publicidad (teléfono, sms, correo electrónico, correo postal, etc..). Una vez estemos ya inscritos tan solo podremos recibir publicidad de las empresas a las que hayamos dado nuestro consentimiento.

Hemos de tener en cuenta que el tiempo aproximado que se tarda en hacer efectiva nuestra solicitud en la Lista Robinson es de a partir del segundo mes desde que nos hayamos inscrito en la misma.

En el caso en que las llamadas provengan de empresas con las que tuvimos algún tipo de contrato en el pasado, debemos ponernos en contacto directamente con ellas para que dejen de enviarnos publicidad. En la Web de la Lista Robinson se facilita un buscador de entidades a fin de poder enviarlas nuestra petición.

En este enlace se puede acceder a la web de la Lista Robinson para obtener información así como inscribirse.

Si estamos siendo víctimas de acoso publicitario a pesar de nuestras peticiones, hay una forma de denunciar a través de la Agencia de Protección de Datos, organismo público encargado de velar por el cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. Para ello es necesario que aportemos determinada información que solo nosotros estamos en disposición de proporcionar y sin la cual no resulta posible que esta Agencia esclarezca las circunstancias en las que se realizó el envío de la publicidad no deseada.

Estos son algunos de los documentos que hemos de aportar:

  • Si recibimos publicidad de una entidad de la que no somos ni hemos sido clientes y la hemos recibido transcurridos dos meses desde nuestra inscripción en la Lista Robinson, debemos aportar documentación acreditativa de la fecha en la que nos inscribimos en la citada lista.
  • Si en el momento de la contratación manifestamos a la entidad que no deseamos que trataran nuestros datos con fines publicitarios, debemos acompañar copia del contrato o de la documentación que acredite dicha negativa.
  • Si se trata de publicidad enviada por medios electrónicos y la fórmula ofrecida para oponernos consistió en el envío de un sms o la realización de una llamada telefónica, deberemos incluir la imagen que muestre el mensaje de solicitud de baja o la llamada realizada así como la fecha y hora de su envío.
  • Cuando se trate del envío de publicidad a través del correo electrónico, deberemos aportar copia impresa del contenido completo del cuerpo de todos los mensajes recibidos o, si estos son muy numerosos, de una muestra suficientemente representativa, acompañando obligatoriamente sus cabeceras.

En este enlace se puede acceder a la web de la AEPD

 

Foto de portada: Pexels