Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO transformar una pastilla de jabón de tocador en jabón líquido de manos

Es muy sencillo

Hacer jabón líquido de manos a partir de una pastilla de jabón no puede ser más sencillo. Además, la ilusión que hace haber conseguido hacerlo uno mismo.

Tan solo vamos a necesitar:

  • Una pastilla de jabón de tocador
  • Un rallador
  • Un cazo o cazuela
  • Agua
  • Un recipiente de plástico tipo fiambrera 
  • Un bol 

¿Cómo lo hacemos?

-Lo primero que haremos será rayar la cantidad necesaria de jabón. La proporción que vamos a utilizar es de 20 gr. de jabón rallado por cada 1/2 litro de agua. Con ayuda de una báscula pesaremos el jabón rayado para asegurarnos de usar la cantidad exacta.

🙋‍♂️–Si no disponemos de una báscula, podemos medir los 20 gr. de la siguiente manera: Los jabones de tocador suelen pesar 100 gr., entonces haremos una marca por la mitad del jabón (50 gr.) y en una de esas mitades, volvemos a hacer una nueva marca por la mitad (25 gr.) y rayaremos el jabón hasta llegar justo un poquito antes de esa segunda marca–

-Ponemos el agua en un cazo al fuego y cuando comience a hervir, echamos el jabón rallado y removemos con suavidad para no hacer espuma. Dejamos el agua a fuego medio y vamos removiendo hasta conseguir que se disuelva totalmente.

-Lo pasamos a un recipiente tipo fiambrera o tupper para dejarlo enfriar durante unas 3 ó 4 horas. Antes de que el líquido comience a enfriar, y dependiendo del jabón que hayamos utilizado, podemos añadir unas gotitas de aceite esencial, puede ser de almendras, de coco, o del que más os guste (esto es opcional).

-Una vez frío, comprobaremos que queda con una textura gelatinosa (debido a los espesantes que se utilizan en los jabones industriales), por lo que tenemos que remover muy bien esa especie de pasta para romper la gelatina y dejarlo con la textura de un jabón líquido. Para hacerlo más cómodamente lo mejor es echarlo en un bol y batirlo con la ayuda de un tenedor.

-Cuando consigamos que alcance la textura deseada, lo vertemos en un dispensador de jabón decorativo o en un bote con dosificador (podemos usar uno de jabón líquido comercial que se nos haya terminado) y ya lo tendremos listo para su uso.

En este vídeo cortito lo explican paso a paso de forma muy clara. Aquí utilizan jabón de la marca ‘Heno de Pravia’ pero podéis usar cualquier pastilla de jabón de tocador. 👇