Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

CÓMO usar café en la limpieza del hogar

Molido, en grano, incluso los posos del café

El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo aunque frecuentemente su consumo es asociado a efectos negativos sobre la salud.

Pero, además de usarse como bebida, tiene múltiples usos que seguro que desconocías y que pueden ayudar a  la limpieza del hogar. Te contamos algunos:

Fregar los cacharros

Los posos de café son ácidos y abrasivos por lo que pueden servirte para limpiar cazuelas, ollas o sartenes que estén demasiado sucias y manchadas de grasa. Debes tener precaución si estos recipientes tienen color claro pues pueden mancharse.

Cubo de la basura

Espolvorea café en la bolsa de la basura, servirá para evitar que tu cubo de basura huela mal.

La madera 

Los posos del café son un buen remedio para teñir y reparar las zonas de las superficies de madera que han quedado descoloridas o dañadas, por ejemplo, por haber puesto en ellas vasos, copas o botellas. Tan solo tienes que aplicarlo en infusión con un pincel sobre la zona dañada o descolorida, siempre que sea madera oscura.

Las manos después de cocinar 

Si después de cocinar te ha quedado en las manos un olor a ajo o cebolla, tan solo con frotártelas con un poco de café (absorberá el olor) y a continuación lavártelas, el olor habrá desaparecido.

La nevera

Puedes utilizar café para reducir el fuerte olor de ciertos alimentos que tienes guardados en la nevera y para ello solo necesitarás colocar un vaso o una bolsita de tela con café molido en su interior. El olor a café quedará instalado en el refrigerador, una vez haya absorbido los olores, por lo que sería bueno que eligieras el que más te guste.

Velas aromáticas

Si te gusta el olor del café y quieres que tu estancia tenga ese aroma, llena una taza con granos de café y coloca una vela encima. El calor de la vela calentará los granos que emitirán un agradable aroma.

Aleja al gato de las plantas

Si tienes un lindo gatito pero estás desesperado porque se come las hojas de tus plantas, puedes usar café para evitarlo. El café suele ser incómodo para los gatos, debido a su olor intenso. Al igual que con las cáscaras de cítricos, podemos esparcir granos de café por las macetas. Además de ahuyentarles y evitar que nos las destrocen, servirá como abono para nuestras plantas.