Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Consejos de limpieza para suelos de terrazas exteriores

Algunos requieren más cuidados de lo habitual

Cuando se acerca el buen tiempo, a todos nos encanta pasar más tiempo al aire libre y los que tienen la suerte de contar con un patio o una terraza en su casa, poder disfrutar en ella de una comida en familia o una cena con amigos, se convierte en un verdadero lujo. Pero el problema es que, al estar en el exterior se ensucian mucho más que cualquier espacio del hogar.

A continuación te contamos algunos consejos de limpieza para la terraza exterior en función a los distintos tipos de suelo que puedas tener:

Suelo de cerámica 

Este tipo de suelo es uno de los más resistentes y fáciles de limpiar. Si las juntas están muy sucias, basta con preparar un cubo con agua y lejía (cloro) y pasar las baldosas con una fregona, frotando con mas ahínco sobre las juntas. El amoniaco diluido en agua también es un gran aliado para la limpieza de esta clase de superficies.

Suelo de madera

El suelo de madera es más delicado y por tanto requiere de más cuidados a la hora de limpiarlo. Para el mantenimiento y la limpieza diaria lo mejor es utilizar algún limpiador específico de madera vertiendo un tapón en un cubo con agua templada y fregar la superficie con la mezcla. Si el suelo está muy dañado debido al desgaste de la  madera por los cambios bruscos de temperatura, entonces deberás utilizar algún aceite específico para maderas exteriores, aplicando una primera capa y, tras dejar que la madera lo absorba durante unas horas, aplicar una segunda capa.

Suelo de barro 

Este tipo de suelo es muy poroso y absorbe el agua con facilidad, pero si no hacemos una limpieza adecuada, pueden aparecer manchas blanquecinas que lo afean bastante dando un aspecto descuidado. Para evitarlo, lo ideal es que apliquemos desde el principio ceras o productos específicos para barro. Para una limpieza más cotidiana basta con hacerlo con agua y un chorro de lejía o bien con agua y vinagre.

Suelo de piedra natural 

La ventaja de esta clase de suelos es su alta resistencia a los exteriores precisamente por estar hecho con piedras y su limpieza no entraña ningún esfuerzo ni dificultad. Basta con fregarlo con agua. Pero si quieres además que las piedras queden brillantes, aplica en el agua un chorrito de jabón.

Suelo de tarima de composite 

Este tipo de suelos son muy práctico porque, al estar fabricados con materiales plásticos que imitan a la madera, no requieren de los cuidados que precisan aquellas. Lo puedes limpiar friegasuelos jabonoso y aclararlo directamente con la ayuda de una manguera.