Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Continua la escalada del Euribor encareciendo las hipotecas a tipo variable

Todo apunta a que el índice llegará a estar positivo

Habrá que anticiparse

 

Si la cotización del euríbor en marzo se mantiene, cerrará el mes en el -0,251%, un nivel notablemente superior al de febrero (-0,335%) o al de enero (-0,477%). Una mala noticia para los que tienen una hipoteca ligada a este índice, ya que pasarán a pagar 187 euros más al año. ¿Llegará a ponerse en positivo en 2022? ¿Es el momento idóneo para pasarse al tipo fijo?

Esta subida la notarán quienes tengan una revisión del interés en abril. Hay que recordar que el interés de las hipotecas variables se revisa una vez al año o al semestre, en la fecha fijada en el contrato. Ese día, el banco toma el último valor publicado del euríbor para calcular el interés que se aplicará hasta la siguiente actualización. «Así, si el euríbor ha subido respecto a la anterior revisión, el interés será más alto y el hipotecado pagará unas cuotas más caras. En cambio, si baja, se aplicará un tipo más bajo y las mensualidades se abaratarán», como explican desde el comparador financiero HelpMyCash.

El interés de estos hipotecados, hasta ahora se calculaba con el valor que registró el euríbor hace un año (-0,487%) o hace un semestre (-0,492%), dependiendo de lo establecido en el contrato de cada préstamo. Pero en cuanto se actualice con la cotización de marzo de 2022 (-0,251%), ese interés aumentará notablemente y las cuotas mensuales subirán de precio.

Por ejemplo, si una persona tiene una hipoteca media de 150.000 euros con un plazo de 25 años y un interés de euríbor más 1%, según los cálculos realizados por el comparador, si su interés se revisa anualmente con el euríbor de marzo, pasará a pagar 187 euros más al año (unos 15,60 euros más al mes). Si se actualiza una vez cada seis meses, ese encarecimiento será de unos 95 euros en el conjunto del semestre (unos 15,90 euros más al mes).

¿Conviene pasarse a una hipoteca con tipo fijo?

Con estas perspectivas en mente, «este puede ser un buen momento para cambiar la hipoteca variable al tipo fijo», aseguran, «de este modo, el cliente se librará del euríbor y podrá pagar una cuota estable y asequible, con un interés medio de alrededor del 1,5% durante todo el plazo de vigencia de su préstamo»

Eso sí, aconsejan llevar a cabo esta operación cuanto antes, ya que cada vez más bancos han empezado a encarecer sus tipos fijos para redirigir las contrataciones a la modalidad variable, con la que obtendrán más beneficios si el euríbor continúa su tendencia alcista.

Los expertos destaca que la operación más rápida para formalizar el cambio es mediante una novación, es decir, llegando a un pacto con el propio banco. Si este se niega, el cliente también puede traspasar su préstamo a otra entidad dispuesta a asumir ese paso del tipo variable al fijo, una acción conocida como subrogación de acreedor. «En ambos casos, el cliente tendrá que pagar el coste de la tasación de su vivienda (unos 300 euros) y la comisión asociada a esta modificación, que puede costar un máximo del 0,15% sobre el importe pendiente (0% si han pasado más de tres años desde la contratación del crédito)», añaden.

¿VEREMOS PRONTO UN EURÍBOR EN POSITIVO?

Las perspectivas tampoco son halagüeñas para los hipotecados a los que se les revise el interés en los próximos meses. La tendencia de este índice es claramente ascendente: tras cerrar el mes de diciembre de 2021 con una cotización del -0,502%, subió en enero (-0,477%), febrero (-0,335%) y marzo (-0,251%).

Fuente: Bolsamanía 

Artículo relacionado: Qué sucederá con las hipotecas ante la subida del Euribor 

 

Foto de portada:  Kindel Media en Pexels