Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

De cuando Ada Colau era tan pésima actriz en la ficción, como ahora lo es de alcaldesa

Lo que se perdió la industria del cine

Artículo de ‘El Cotillómetro’

Muchos conocemos ‘las películas’ que la actual alcaldesa de Barcelona nos ha ido contando desde que se dio a conocer gracias a la plataforma anti-desahucios que lideraba. Historias donde, como no podía ser de otra manera, ella siempre ha sido la protagonista. Algunas como que fue víctima de acoso sexual en un evento judicial, que en dos ocasiones la intentaron violar, que tuvo una novia italiana en su juventud, que también ella es bisexual, que al entrar en política una directiva de una multinacional le ofreció ayuda para terminar la carrera universitaria de forma ‘fácil’.

Pero lo que seguramente muchos desconocen, es que hizo sus pinitos como actriz fuera de la vida real. Lo intentó, convirtiendo el engaño en una profesión, la de actriz, por supuesto mucho menos dañina.

Lo que está claro es que como actriz le ha pasado como en la vida real, intenta engañar pero no lo consigue, solo a los más entregados. Colau desempeñó su “papelón” como actriz en 2001. Fue en la serie ‘Dos + una’, una comedia que se emitía las mañanas del fin de semana, en el marco del programa juvenil ‘Desesperado Club Social’.

Hacía de guionista de la serie y también hacía de actriz, interpretando el papel de la cuarta hermana de las tres protagonistas principales. Por aquellos tiempos se hacía llamar Ada Layunta y, como verán, era tan mala actriz como alcaldesa de Barcelona, que ya es difícil.