Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Demoledor mensaje de la Asociación Pro Guardia Civil a RTVE por ridiculizarles en ‘Cachitos Nochevieja’

'El Cotillómetro'

No han podido estar más acertados

La Asociación sin ánimo de lucro Pro Guardia Civil (APROGC), ha compartido un mensaje de lo más acertado en su cuenta oficial de Twitter en relación con la retransmisión del programa ‘Cachitos Nochevieja‘ de la 2 de Televisión española que aún continúa levantando polémica por su descarada carga ideológica y propagandística con algunos de sus desacertados comentarios como en uno de ellos que trata de ridiculizar a la Guardia Civil, mediante un rótulo incluido en un ‘cachito’ del famoso tema musical del grupo de rock Gabinete Caligari, ‘La culpa fue del Cha, cha, chá‘ del que ya nos hicimos eco en ESTE ARTÍCULO .

El rótulo en cuestión, cuya intención de su guionista no cabe duda que pretendía despertar algunas risas entre los telespectadores, decía lo siguiente:

«Según un informe de la Guardia Civil, la culpa fue del cha cha cha y de la mani del 8-M». 

Pero nada más lejos de la realidad, pues surtió el efecto contrario provocando la indignación de cientos de internautas que no podían creer lo que estaban viendo, especialmente de los aludidos, la Guardia Civil.

El contenido del mensaje de la APROGC no ha podido ser más contundente y demoledor ya que, además de recordar a la televisión pública que este cuerpo intenta arrojar luz sobre la muerte de 70.000 españoles, «más que una ‘gracia’, es una ‘graci-ETA’… y con dinero público«.

Han sabido resumir en pocas palabras dos temas fundamentales: Por un lado, la pésima gestión de la barbarie que se ha producido en España con los muertos, situándose como uno de los países del mundo con más muertes de coronavirus por habitante, y por otro, los guiños de este gobierno a la banda terrorista y criminal de ETA.

Esta ha sido la reacción:

https://twitter.com/APROGC/status/1345083200150888452

Sobre APROGC

«Su finalidad es crear un cauce de participación abierto a todos los miembros de la Guardia Civil, sin distinción de escalas o empleos, que sientan el orgullo de pertenecer a ese Cuerpo y la necesidad de armonizar la evolución de la Institución con la preservación de su prestigio y su naturaleza. El porqué de la creación de esta Asociación no puede entenderse sin tener bien presente que a lo largo de sus más de 170 años al servicio de la sociedad, la Guardia Civil ha venido demostrando altas cotas de profesionalidad y eficacia en el desarrollo de sus funciones y muy particularmente en la protección de la seguridad ciudadana hasta el punto de ser la única institución española conocida como “Benemérita”. Así, se ha situado siempre entre las instituciones más valoradas por la población, con un prestigio reconocido incluso más allá de las fronteras, especialmente en los países de nuestro entorno.

La Asociación Pro Guardia Civil pretende que esta esencia, que se ha mantenido inalterada desde su fundación, continúe siendo el referente y el modo de entender el ejercicio de la profesión como guardia civil.

Principios morales como el honor, el espíritu de sacrificio, la vocación de servicio, la lealtad, el compañerismo, el respeto entre los miembros del Cuerpo o la disciplina están plenamente vigentes y deben continuar como seña de identidad de la Guardia Civil y referente del conjunto de la sociedad española.

De forma resumida, merece la pena recordar algunos de los motivos para poner en marcha este proyecto: se ha usurpado la voz de los guardias civiles; en los últimos años ha habido un exceso de difusión de información negativa y destructiva sobre la Guardia Civil; algunas asociaciones profesionales e incluso sindicatos ajenos transmiten un irreal concepto de existencia de “lucha de clases” en el seno del Cuerpo como si existiese un enfrentamiento entre escalas (equiparando patronal/trabajador a mando/guardia); se habla sin rigor de fusión con otro cuerpo policial con menor implantación territorial y funcional y menor número de efectivos y haciéndolo encima en términos de asimilación de la Guardia Civil por parte de este último y un largo etcétera de motivos que ponen de manifiesto la ineludible necesidad de afrontar la situación con una asociación que exija el respeto a la opción de quienes libremente hemos decidido ser guardias civiles así como el cumplimiento de las leyes vigentes que regulan la naturaleza y funciones de la Guardia Civil y nuestro estatuto profesional.»