Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Descorazonador: El 33 % de los españoles no ha leído un libro en su vida

¡Y se sienten orgullosos de ello!

Artículo de ‘El Cotillómetro’

Según los últimos datos del barómetro de hábitos de lectura y compra de libros, de la Federación de Gremios de editores de España (FGEE), uno de cada tres españoles no ha leído un libro en su vida.

También conocemos que España es el cuarto país de la Unión Europea que menos gasta en libros, lo que desemboca en la descorazonadora cifra de librerías que cierran en nuestras ciudades.

Pero, por si esto fuera poco, según el último informe Pisa, la puntuación total de los alumnos sitúa a España por debajo de la media de los países de la OCDE en la edición de 2018. Fracaso en materias como matemáticas y ciencias. Y lo más llamativo es que no se pudo realizar el informe sobre comprensión lectora debido a que las contestaciones de los alumnos a la encuesta eran irregulares e inverosímiles.

Lo curioso de todo esto es que, lejos de avergonzarse, muchos se vanaglorian de su falta de cultura y de no haber cogido un libro nunca, presumiendo a la vez de los múltiples tatuajes que llevan sobre su piel, de estar siempre a la moda o de conocer todas las tendencias sobre belleza. Siguen a sus influencer favoritos, conocen la vida de  todos y cada uno de los ‘famosos’ que salen por televisión e incluso se declaran seguidores incondicionales de personajes que participan en reallities que, como ellos, también presumen de carecer de una mínima base cultural.

Hemos sentido mucha envidia por nuestro país vecino, Francia, ya que hace unos meses se inauguró en París la librería ‘Ici’, un espacio con 500 metros cuadrados dedicada exclusivamente a los libros, más de 70.000 volúmenes a la venta y que, aunque parezca raro, por una vez una librería reemplaza a una tienda de ropa.

Este grave problema que tenemos en nuestro país y que si nadie lo remedia irá a más, hace que se entiendan muchas cosas como la falta de criterio propio que tienen estas personas que se dejan influenciar por lo que opina la mayoría y por lo que ven a todas horas por televisión sin pararse unos instantes a reflexionar porque para ellos es una pérdida de tiempo. Son presa fácil para determinados medios que les introducen en sus vacías cabezas los típicos eslogan que suenan muy bien y hacen mucho ruido. Y lo peor de todo es que ellos también votan.

Hemos recuperado un vídeo del gran Jesús Quintero en el que el periodista hacía una dura reflexión sobre la incultura y la ignorancia:

«El regalo de un libro, además de un obsequio, es un delicado elogio» Anónimo

Alberto, in memoriam