Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El cabreo de Elon Musk por no estar incluida Tesla en el índice S&P 500

Tilda de estafa a los criterios ESG

Han incluido a la petrolera ExxonMobil entre las diez mejores del mundo en medioambiente, sociedad y gobierno (ESG) y a Tesla la han dejado fuera

Los llamados criterios ESG (siglas en inglés de ‘Environmental, Social and Governance) hacen referencia al compromiso de las empresas con aspectos como el medioambiente, la sociedad y el buen gobierno (gobernanza), y que son cada vez más tenidos en cuenta a la hora de analizar las inversiones de las grandes compañías.

‘Los Objetivos de Desarrollo Sostenible’ son parte de la hoja de ruta fijada por la ‘Agenda 2030’ una agenda globalista aprobada por los estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas para, según nos venden, proteger el planeta y mejorar las vidas de las personas en el mundo. Durante los años que quedan para llegar al 2030, las empresas e instituciones públicas y privadas deben fomentar estas medidas para alcanzar los objetivos fijados.

Uno de los mecanismos para cumplir esos objetivos que impone dicha agenda son esos criterios ESG que están siendo utilizados por las principales agencias de calificación crediticia del mundo a la hora de valorar a las empresas y son tenidos en cuenta de cara a que una gran compañía forme parte de un índice bursátil.

Pues dicho esto, el polémico magnate Elon Musk, ha lanzado una dura crítica sobre uno de los índices bursátiles más importantes de Estados Unidos, Standard & Poor’s 500, también conocido como S&P 500. La razón ha sido porque ha clasificado a la compañía PETROLERA estadounidense ExxonMobil entre las diez mejores del mundo en medioambiente, sociedad y gobierno (ESG), mientras Tesla, empresa fabricante de automóviles eléctricos propiedad de Musk, no está incluida en la lista.

Resulta contradictorio que incluyan a una petrolera y no a una empresa de vehículos eléctricos, cuando desde los distintos gobiernos se nos insta cada día a usar coches eléctricos para no contaminar el planeta y ser «más sostenibles».  Además, teniendo en cuenta que, para los criterios ESG, el compromiso con el medioambiente es una de las máximas prioridades a la hora de valorar una compañía.

Elon Musk ha tildado a ESG de estafa, de haber perdido su integridad y estar armados por  «falsos guerreros de la justicia social». Pues no le va a faltar razón…