Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El duro Llamamiento de Minerva Piquero a las cadenas de televisión por su regodeo en la información sobre el Coronavirus

Protejamos y cuidemos a nuestros mayores

‘El Cotillómetro’

Hace pocos días, Minerva Piquero, la que fuera una de las caras más conocidas en los años 90 presentando el tiempo en Antena 3, colgó un vídeo en su cuenta de Twitter en el que hacía un serio llamamiento a los responsables de contenidos de las cadenas de televisión, a propósito de la tragedia que está viviendo nuestro país por culpa del maldito Coronavirus y el impacto que está causando la sobrecarga de información en los más vulnerables e indefensos: nuestros mayores, los que más consumen televisión en estos días. No podemos estar más de acuerdo con su reivindicación.

Por ellos:

«Voy a hacer una una petición para las cadenas de televisión y para los responsables de contenido de los programas de las mañanas: Por favor, pensad en nuestros padres, pensad en las personas mayores, os lo pido como hija de una mujer de 76 años que devora cada día la televisión, sobre todo en estas semanas. Para las personas mayores, la televisión es la única ventana que tienen al mundo. No manejan las redes sociales, ahora están incomunicados del resto de la gente y la televisión es como…es la verdad que les llega cada día y lo que les mantiene conectados al resto del mundo y, claro, las noticias que están viendo son horrorosas. Yo no digo que no demos ratos reales, que no  contemos lo que esté pasando, pero qué necesidad hay de llevar a personas que den testimonios de primera mano y se pongan a contar cómo ellos han visto que en los hospitales a la gente mayor se la deja morir, a la agente mayor ni siquiera se le pone un respirador porque para qué… se da preferencia a los más jóvenes. ¡Ésto es horrible! o cómo tener a un reportero una hora toda la mañana en la puerta de un geriátrico porque se ha descubierto que había no se cuántos ancianos que ya habían fallecido y que están conviviendo con cadáveres y ni siquiera hay donde enterrarlos. Este tipo de información, esta manera de regodearse y desgranar la tragedia, buscando testimonios directos de personas que han estado, para que lo cuenten lo vuelvan a contar y lo comenten….¿qué están aportando?

Pensad en nuestros padres, de verdad, que están en casa y tienen pánico como todos. Están asustados, pero además es que es tan triste ver en sus caras, cómo se sienten cuando ven estas noticias… Podemos contar cosas muy positivas también… ¿por qué no sacamos mas reportajes de las personas que se van dando de alta en los hospitales? ¿por qué no hablamos de estos ingenieros que están trabajando para que un solo respirador pueda tener cuatro salidas y atender a cuatro pacientes al mismo tiempo? ¿por qué no hablamos de la gente que está ingeniándoselas para fabricar de manera casera material sanitario, batas, mascarillas, de las empresas que están realizando donaciones tan importantes de manera altruista? ¿por qué no contar también la parte bonita de todo ésto y no dedicar tantas horas en deleitarnos en la tragedia? 

Un poco más de sensibilidad por favor, por nuestros padres, gracias» (Sic)