Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El escándalo persigue a Telecinco, Mila Ximénez mete la pata y siembra dudas sobre la limpieza en las votaciones de GH

Huele muy mal

Un artículo de El Cotillómetro

Parece que Mediaset, en general, no se encuentra en uno de sus mejores momentos y, en particular, su concurso estrella que no es otro que Gran Hermano. Si durante la pasada semana, El Confidencial publicaba un vídeo en exclusiva en el que se sembraban las dudas tanto del comportamiento de la empresa como de la productora ante un posible caso de abuso sexual dentro del concurso, en esta semana salen grabaciones a la luz que plantean serias dudas sobre la limpieza del concurso.

En una conversación de la concursante Mila Ximénez con sus compañeros, esta parece meter la pata indicando que es la dirección del programa la que decide en bastantes momentos del mismo quién se queda y quien se va de la casa de Guadalix de la Sierra. Y no pasaría nada si así se indicara en las bases de ese concurso pero cuando se pide a la audiencia que vote y se gaste un montón de dinero en hacerlo, la posible injerencia de la dirección en las expulsiones sería una estafa económica en toda regla, olvidándonos del propio juego televisivo.

Durante esa conversación, Ximénez dice lo siguiente: «Pero da igual que ahora no echas tú ni echa la direc…» y ahí se queda apuntando con la mano hacia arriba y cortando la frase puesto que parece estar dándose cuenta que está metiendo la pata. No entramos a valorar el concurso, no entramos a valorar a la audiencia, pero si lo dicho por Jiménez es realmente así ya no se trataría de una falta de limpieza en un concurso televisivo, eso casi sería lo de menos. Pasaría a ser algo mucho más grave y denunciable en un juzgado puesto que hay mucha gente que se gasta su dinero para votar.

Si ese voto no sirve para nada porque no son ellos los que deciden, sino la dirección del programa, el tema sería mucho más grave que un simple concurso televisivo en el que no hay limpieza. Vean y opinen. El audio no es bueno, pero se entiende perfectamente. Después, que cada uno saque sus propias conclusiones.