Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El fracaso de Kiko Hernández como actor obliga a cancelar todas las funciones de su obra de teatro

La gira de teatro ha sido suspendida de manera definitiva tras no haber llegado al mínimo nivel de venta entradas

El polémico colaborador del programa de líder de la telebasura ‘Sálvame’ ha cosechado muchos éxitos en ese espacio así como en programas similares en los que participó anteriormente gracias a despellejar a personajes famosos, incluidos compañeros de trabajo, a diestro y siniestro sin tener ningún tipo de escrúpulo.

Pero no todo iba ser un camino de rosas para el ex-agente inmobiliario (condenado en su día por la Audiencia Nacional a seis meses de prisión por apropiación indebida de un cliente suyo) y ex-concursante de Gran Hermano. Sus pinitos como actor de teatro han resultado ser un fracaso, motivo más que suficiente para haberse visto obligado a cancelar definitivamente la obra de teatro que protagonizaba.

Si hace unos meses no conseguía llenar ni media entrada en diferentes teatros como el Zorrilla de Valladolid, algo de lo que ya dieron debida cuenta muchos usuarios de Twitter, hace unas semanas tuvo que suspender su función en Badajoz. El propio Kiko justificaba esto último explicando que, al coincidir con las fiestas patronales, no se pudo llegar al cupo para que el espectáculo fuera rentable en la localidad extremeña. Esa explicación es para sospechar que nos toma por tontos, ya que precisamente cuando más se llenan los teatros es durante las fiestas patronales de cualquier municipio.

El caso es que la obra de teatro llamada ‘Distinto’, dentro de la gira en la que se encontraba, iba a llegar a Madrid el próximo otoño pero esto ya no va a poder ser.

Según ha informado Lecturas, revista amiga íntima de Sálvame, la función ha quedado cancelada definitivamente. Al parecer, el ya ex-actor ha alegado a esta decisión «motivos personales» sin dar más explicaciones. Tampoco las necesitamos.

De lo que no nos cabe duda es que los escenarios no le van a echar de menos y el público tampoco.