Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El fundador de Tesla, Elon Musk, pone en duda la fiabilidad de los test de covid-19 tras su experiencia personal

'El cotillómetro'

Elon Musk arremete contra los test de coronavirus tras hacerse cuatro pruebas en un mismo día y dar positivo sólo en dos de ellas

El Director ejecutivo y cofundador del fabricante de automóviles eléctricos Tesla, Elon Musk, ha comentado a través de su cuenta de Twitter sus dudas sobre la eficacia de las pruebas de Coronavirus al haberse sometido en el mismo día a cuatro pruebas de antígenos, donde como resultado dos de ellas han dado positivas y otras dos negativas.

«Algo extremadamente falso está sucediendo. Hoy me he hecho cuatro pruebas de antígenos de Covid-19. Dos de ellas dieron negativo y otras dos positivo. Misma máquina, misma prueba, misma enfermera», ha compartido con sus casi 40 millones de seguidores de Twitter.

El tuit ha provocado todo tipo de reacciones en la famosa red social, donde algunos usuarios han llegado a tachar al magnate de ‘irresponsable’ al sugerir que las pruebas de covid-19 no son fiables.

Hasta el escritor Stephen King ha reaccionado al polémico tuit:

Tras ser preguntado sobre cómo se siente actualmente, Musk ha contestado que en los últimos días había tenido pequeños síntomas de resfriado y fiebre por lo que se había realizado las pruebas para asegurarse de si podría estar contagiado o no, aunque cuenta que ya no tiene ningún síntoma.

«Síntomas de un resfriado típico. Nada inusual hasta ahora», ha indicado en otro ‘tweet’, recogido por Europa Press.

Ha asegurado que lo que le está ocurriendo a él con estas pruebas de dar positivo y negativo, «también le estará pasando a otras personas».

El físico-empresario ha llegado a afirmar en más de una ocasión que ni él ni su familia tienen previsto ponerse futuras vacunas contra el coronavirus una vez que estén disponibles. La desconfianza de Musk sobre la vacuna del coronavirus también es compartida por un tercio de los estadounidenses. Una reciente encuesta de la empresa de estudios de mercado ‘Ipsos MORI’ reveló que el 33% de los encuestados en Estados Unidos no se vacunarían en un primer momento, expresando una alta preocupación en torno a los efectos secundarios