Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El infantil truco que ha utilizado Sánchez para ir en Falcon a un acto del PSOE

Tremenda su obsesión con el avión

Pedro Sánchez está obsesionado con ir en Falcon a todas partes. Para el presidente, todo el mundo contamina menos él cuando usa el avión presidencial incluso para viajes a localidades a las que yendo en coche se tarda una hora. Y cualquier excusa es buena para usar el Falcon. Lo que pasa es que intenta disimular con trucos completamente absurdos y que los ve todo el mundo. Es decir, nos toma a todos por tontos.

Como lo que ha hecho este fin de semana. Resulta que tenía que ir a Andalucía para participar en un acto del PSOE junto a su lacayo Juan Espadas. Y claro, ir en coche o en AVE no está a la altura de su majestad. Él tiene que ir en avión a todas partes. ¿Y qué se le ocurrió a «su persona»? Programar una visita oficial el mismo día en el que tenía ese acto del PSOE.

Ordenó a su equipo que le programase una visita que se pulió en minutos a un laboratorio en las afueras de Granada, un centro especializado en la fabricación de supositorios, esa sustancia que tiene que introducirse por salva sea la parte y que Sánchez nos mete a todos los españoles a diario. Y así, de esta forma disimulaba un poco y acudía, también, al acto programado de su partido con el que se nombraba a Espadas candidato a la Junta.

Si recuerdan, hizo exactamente lo mismo cuando acudió a un concierto en Benicasim o para ir a la boda de un cuñado en La Rioja. Tiene la cara de hormigón.