Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El país que nos está quedando: Triste mensaje de una empresa familiar anunciando su cierre después de varias generaciones

'El Cotillómetro'

¿hasta cuándo vamos a aguantar esto?

Nos produce una gran tristeza e indignación lo que está sucediendo cada día en España con el cierre de negocios por no poder aguantar más y no haber recibido ni una sola ayuda por parte de los gobernantes a fin de que pudieran sortear esta dura crisis.

Pero también nos produce una gran tristeza e indignación la más que tibia reacción social que estamos viendo, con lo que nos damos cuenta de que una gran parte de esta sociedad tiene más miedo que vergüenza y aún peor, cero empatía y cero solidaridad con quien sufre.

En esta España del “nadie se quedará atrás” nos estamos empezando a encontrar con algo que no creíamos llegar a ver nunca: Las colas del hambre. Y a esas colas del hambre llegarán muchos empleados y empleadores quienes, absolutamente desamparados por unas instituciones inútiles, van llenando las ya de por sí largas listas de parados.

Estamos viendo mensajes dramáticos de gente que pide ayuda a través de las redes sociales y mensajes dramáticos de empresas incapaces de aguantar lo que está sucediendo y, tristemente, tienen que echar el cierre.

Como esta empresa que, con 73 años de antigüedad dedicada al servicio del automóvil y tres generaciones familiares al frente, tiene que colgar un cartel para decir que no han conseguido aguantar este envite y que ponen fin a su historia empresarial. Tal y como aseguran en el cartel que han colgado en la puerta de su negocio, han intentado por todos los medios continuar, al menos, para mantener los 20 puestos de trabajo que ahí se generaban, pero en la situación actual y sin ningún tipo de ayuda, no les ha sido posible.

¿Creéis que esto les importa algo a alguno de los políticos, asesores y enchufados que tenemos de mantener? En absoluto. 

 

Y lo peor es que algunos casos desembocan en verdaderas tragedias, como los suicidios que se están produciendo y que son cuidadosamente silenciados por los grandes medios de comunicación. Algunos trascienden a través de las redes como el hostelero de Sevilla o el de Valladolid.

Artículo relacionado:
Rabia, eso es lo que sentimos contra los políticos cuya irresponsabilidad provoca el suicidio de un hostelero

Pero, mientras tanto, ministerios inútiles como el de igualdad, sigue dilapidando nuestro dinero en campañas, cada cual más ridícula.