Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El que fuera uno de los personajes más populares de la tele va a presentar una sección de Sálvame

Enésimo cambio en el programa líder de la telebasura

Ni la Campos en ese ridículo «Campos móvil» que duró una sola emisión, ni Carlota Corredera con este prometedor proyecto que aseguró tener para Telecinco del que no se ha vuelto a tener noticia, ni el programa que llega a su fin en la parrilla «Ya son las Ocho» presentado por Sonsoles Ónega, ni la sección de Rociíto como defensora de la audiencia en Sálvame que no duró ni medio asalto, ni Terelu con Patiño y su sección ‘Sálvame Lemon Tea’ que duró entre poco y nada. Ninguno ha  logrado sobrevivir en la pequeña pantalla ni ha convencido a la audiencia.

Al final, Mediaset, en un intento desesperado por no perder más espectadores a la par que anunciantes, ha realizado un fichaje sorpresa para presentar otra nueva sección: ‘Sálvame Sandía’.

Y ese fichaje no es otro que Carlos Lozano. El presentador estará al frente de ese nuevo espacio en el que, con una autocaravana, será el encargado de recorrer las playas de España este verano.

Según ha publicado la cadena Telecinco, esto supondrá  «un nuevo concepto que no te va a dejar indiferente. A partir del lunes, en Telecinco, ‘Sálvame Sandía’ con Carlos Lozano y los contenidos más veraniegos.» En fin…

El ex-modelo, actor y presentador, es uno de esos personajes muy queridos por unos pero también odiado por otros, sobre todo a raíz de su participación como concursante en diversos Reality shows y sus polémicas relaciones con dos de sus ex-parejas que no hicieron otra cosa que desprestigiarle.

Pero hay que reconocer que Carlos Lozano tuvo una exitosa carrera tanto como actor, llegando a participar en películas de Almodóvar, como modelo de pasarela, desfilando para grandes diseñadores internacionales como Versace y Armani y, sobre todo, como presentador, estando al frente de, entre otros espacios, Operación Triunfo, programa que condujo desde 2001 hasta 2004 y que arrasaría en los índices de audiencia, situándose como uno de los personajes más populares de la pequeña pantalla gracias a su carisma y simpatía.

En nuestra opinión, un hombre con tanto desparpajo y esa gran profesionalidad que quedó demostrada en su día, merecería presentar un programa de calidad, pero cometió una gran equivocación al entrar a formar parte del mundo de la telebasura, viéndose involucrado en dimes y diretes que en nada le beneficiaron de cara a su carrera. Ahora, mucho nos tememos que será más de lo mismo. Una lástima.