Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

El Subinspector Perdiguero víctima de la censura de Twitter ¿ quién estará detrás?

'El Cotillómetro'

La red social tiene calificado como ‘sensible’ todo lo relacionado con el perfil del policía

Alfredo Perdiguero, subinspector de Policía Nacional y conocido por sus numerosas apariciones en distintos canales de televisión y radio, desde hace unos meses está siendo víctima de la censura Twitter.

Así lo que querido constatar él mismo en su cuenta de esa red social con este llamamiento:

«Llevo ya tres meses que @Twitter califica todo lo que pongo como material sensible, la gente no me encuentra y ahora pierdo todos los días seguidores a pesar de que me notifica lo contrario. Me ha bloqueado el botón que cambia la configuración. ¿HASTA CUANDO? @TwitterEspana»

Efectivamente, este es el mensaje que aparece cuando intentas consultar la cuenta de twitter del policía nacional:  «Precaución: Este perfil puede incluir contenido que puede herir la sensibilidad de algunas personas. Estás viendo esta advertencia porque el usuario tuitea imágenes o usa un lenguaje que pueden herir la sensibilidad de las personas ¿aún quieres verlo?» 

Aunque pulsando ‘aceptar’ se puede entrar en el perfil de Perdiguero, de lo que no cabe duda es que esta advertencia a más de uno le echará para atrás, ya que, según lo califican en la red social, pareciera que nos fuéramos a encontrar con algún delincuente peligroso.

Casualidad o no, hace unos meses el subinspector de policía y portavoz del sindicato policial Sipepol, fue expedientado y suspendido de empleo y sueldo por llamar ‘El del moño‘ a Pablo Iglesias, el del moño.

Las palabras contra el vicepresidente segundo del Gobierno, ministro de derechos sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias ‘El del moño’, tuvieron serias represalias : «Cinco expedientes por declaraciones en unos días. Libertad de expresión, solo les vale a los del pensamiento único, el resto no tenemos» aseguró el subinspector.

En una entrevista que concedió al diario Alerta Digital, Perdiguero llegó a insinuar que «desde que el secretario general del Partido Comunista de España, el tal Enrique Santiago, dijo en el Congreso que yo repartía odio, racismo y xenofobia por las televisiones, parece que fue el punto de partida para que el mando político de la DGP, el director general de la Policía, me abra hasta cinco expedientes sancionadores por diferentes declaraciones. Incluso doblando la propuesta de 30 días de suspensión por decir: «échale… ¡prohibir la bandera de España en España!»