Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Jesús Quintero, ‘El Loco de la Colina», vuelve para dar una auténtica lección a los que viven de la televisión para atacar a los demás

Mucho tiempo que no se sabía de él

Después de años de rumores, de dimes y diretes, de decir que si estaba en la ruina y de cientos de historias más, volvemos a saber de Jesús Quintero, ‘El Loco de la Colina’, a través de una entrevista que ha concedido para el diario ‘La Razón‘.

En esa entrevista, Quintero aclara muchas dudas y solventa muchas preguntas que algunos maledicentes iban diciendo sobre él. De esa ruina económica de la que tanto se ha hablado, cuenta que tiene deudas pero que no está, ni mucho menos, en la ruina absoluta. Y aclara que «va solventando sus deudas mes a mes gracias a la venta de algunas propiedades, y siempre contando con el beneplácito de las entidades financieras».

En cuanto a los que le dan por retirado, a sus 81 años confiesa que quiere volver ya que según asegura en esta entrevista: «Quiero tener mi propia radio y también mi propia televisión».

Pero lo mejor de esa entrevista es cuando se refiere a los «televisivos» de ahora. A esas «estrellitas» que salen por la tele y que utilizan su programa para atacar y para hacer escarnio de los demás: «¿Te imaginas que yo utilizase estas cámaras para atacar a los que me atacan e insultar a los que me insultan? ¿Te imaginas que mintiera y manipulara para defenderme y para defender a mis colegas por indefendibles que fueran sus actos y sus palabras? ¿Te imaginas que utilizara la televisión para mis guerras personales y para machacar cruel y sistemáticamente a los que no me gustan, me estorban y a los que no se someten a mis caprichos? ¿Te imaginas que yo desde aquí te señalara con mi dedo acusador y le gritara a la audiencia que vayan a por esa persona? ¿No te parece que eso sería indecente, canalla, inmoral, un abuso de poder y una falta de ética y de humanidad? Si te lo imaginas, no idolatres ni aplaudas a los que lo hacen constantemente. Ya está bien».

¿Se dará alguien por aludido? Lo dudamos, esas cabezas no dan para tanto.