Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

La intimidatoria y chirriante carta que envía el instituto de la mujer a una empresa

'El cotillómetro'

¿Quién se han creído que son?

Ver para creer 

Una empresa ha recibido hace unos días una carta firmada por la directora del instituto de la Mujer y para la igualdad de oportunidades, Beatriz Gimeno, que demuestra ser claramente una amenaza.

Hemos de recordar que el instituto de la mujer depende directamente del ministerio de igualdad cuya titular es la señora «mega-super-archi-conocidísima» Irene Montero.

El contenido de la carta se ha hecho viral en las redes y ha suscitado toda clase de reacciones para la opinión pública, la mayoría negativas, pues es claramente intimidatorio rozando la ilegalidad.

La famosa misiva comienza diciendo:

«Me pongo en contacto con usted porque he tenido conocimiento, a través de una queja recibida en el Observatorio de la Imagen de las Mujeres, de la venta por su compañía de la venta de modelos de placas de puertas para habitaciones infantiles en las que se ofrecen versiones diferenciadas en función de si son para niños o niñas; representando piratas y héroes en primer caso, con los mensajes ‘Aquí duerme un pequeño héroe’ o ‘Aquí duerme un pirata’. Y representando princesas en el segundo, con mensajes como ‘Aquí duerme una pequeña princesa’ o ‘Aquí duerme la reina de la casa’».

Y continúa :  «este tipo de diseños contribuye a fortalecer los estereotipos de género, vinculando a las niñas con el papel tradicional de princesas de cuentos y a los niños con roles vinculados a la acción, como los personajes de piratas o súper héroes».

La carta concluye apelando a la “responsabilidad social” de esa empresa, claro la “responsabilidad social” que impone la extrema izquierda, diciendo: «quiero acogerme a la responsabilidad social que como empresa tienen para trasladarle estas observaciones y solicitarle que las tengan en cuenta en el diseño de sus productos en general, pero muy especialmente en aquellos dirigidos al público infantil. Con ello pueden contribuir a avanzar hacia una sociedad mucho más igualitaria para mujeres y hombres, lejos de roles estereotipados y discriminatorios» y agradece la atención “quedando a la espera de su respuesta”.

Una actitud alucinante que, desgraciadamente, ya no sorprende a nadie, porque este es el nivel al que estamos llegando en nuestro país, donde se nos están coartando todas nuestras libertades.

Carta publicada en el Diario ABC

 

Este instituto de la mujer (sí, lo ponemos con minúsculas porque no merece otra cosa), es el mismo que hace unas semanas protagonizó una gran polémica debido unas descaradas concesiones de contratos por valor de más de 200.000 € a una única empresa llamada AMB PIENSA, S.L. que para nada tenía que ver con el objeto del concurso público.

La cantidad de dinero de nuestros impuestos que se está derrochando en estas historias cuando podría ser empleado en algo tan necesario como la salud y la investigación.

Una pena