Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

La jugarreta que le hizo Carmen Calvo a Irene Montero contada por Jimenez Losantos

'El Cotillómetro'

Vaya par

Hay que reconocer que escuchar a Federico Jiménez Losantos resulta a veces divertido. En esta ocasión lo ha sido especialmente al escuchar al periodista contar en su programa de radio de qué manera se intentan “hacer la cama” entre los miembros del gobierno del PSOE y los miembros del gobierno de Podemos, ese gobierno de coalición tan “bien avenido”. Y cuenta la “pirula” que le hizo Carmen Calvo a Irene Montero en un Consejo de Ministros anterior al 8 de marzo.

Montero, pareja del vicepresidente segundo del gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, como tiene que justificar su puesto haciendo como que hace, pero sin hacer, se saca de la manga esa absurda ley de libertad sexual.

Dado que era un desastre de ley, ya que estaría llena de contradicciones y problemas de encaje legal y compatibilidad con otros proyectos o leyes ya dependientes de otros ministerios del gobierno, tiene que intervenir el ministro de Justicia y novio de la presidenta del Congreso Meritxell Batet, Juan Carlos Campo, para corregir la inmensa cantidad de errores que contiene y de esa forma, pueda ser presentada en el Consejo de Ministros.

¿Pero qué ocurrió en el Consejo de Ministros? Pues según cuenta Federico, en las carpetas de todos los ministros se encontraba la ley ya modificada por Campo, el ministro de Justicia, pero en la carpeta de Irene Montero no. En la carpeta de Irene estaba la ley sin corregir puesto que, según Jiménez Losantos, Carmen Calvo se había ocupado de eso para que Montero hiciera el ridículo.

Y Montero, que no se entera de nada, procedió a dar lectura a la ley no corregida hasta que Pedro Sánchez le llamó la atención y le obligó a salir del Consejo de Ministros con Campo, ministro de justicia y novio de la presidenta del congreso, para que la corrigiera. Menuda banda. Escuchen el audio a partir del minuto 18, aproximadamente, que es cuando empieza a contarlo todo.

 

Fuente: El Diestro