Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

La Ley Trans fracasa en el Congreso y no se tramitará

Podemos defiende que se pueda cambiar de sexo con la sola declaración del interesado

La proposición de Ley Trans impulsada como alternativa al proyecto del Ministerio de Igualdad sobre esta materia no fue admitida a trámite en el Congreso. La abstención del PSOE y los votos en contra de Partido Popular y Vox fueron suficientes para tumbar una norma que pretende que la llamada «autodeterminación de género» tenga efectos legales por sí misma.

O lo que es lo mismo: que con independencia de lo que marca la naturaleza, la carga genética y la biología, despreciando el sexo, se le asigne a una persona una identidad concreta.

Se da la circunstancia por otro lado de que la postura adoptada por el Partido Popular y el PSOE en el Congreso de la Nación difiere de la defendida a lo largo de los últimos años respecto de leyes del mismo tenor aprobadas a nivel autonómico. Algunas de ellas, incluso, han sido impulsadas por el Partido Popular.

Sea como fuere, el PSOE ha recibido reproches por su abstención de todos sus socios de Gobierno y legislatura: Podemos, ERC, Más País, Compromís, PNV, EH Bildu, etc. así como de Ciudadanos. La abstención del PSOE está anclada en que cuestiona la «dudosa constitucionalidad» de la llamada «autodeterminación de género». Las agrupaciones trans ya ha puesto veto a la presencia del PSOE en los actos del llamado ‘Orgullo LGTBI’.

Los votos en contra de PP y Vox, aunque coincidentes en su sentido último, difieren abiertamente en sus razones.

Los populares alegan para su negativa a la proposición de ley trans que está siendo usada como «arma electoral», que la polémica generada no permite un «debate sosegado» y que el texto «no tiene nada que ver» con la defensa de unos supuestos derechos defendidos por los grupos trans.

Por su parte Vox, a través de su portavoz de Igualdad, Lourdes Méndez, reprochó que la iniciativa «no tiene base científica alguna» y «va en contra de la Biología», además de no solucionar «el sufrimiento» de las personas que se identifican con un sexo diferente del que marcan sus genes. Méndez también alertó de las consecuencias para la salud de los menores mediante procesos de hormonación y bloqueo de la pubertad y la amenaza sobre la patria potestad que esta ley supone.

Fuente. Actuall