Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

La original definición de Pedro Ruiz a los últimos coletazos de ‘La Fábrica de la Tele’

" La Fábrica de la Tela remueve su alineación"

 

Que al programa de la telebasura ‘Sálvame’ le quedan los días contados es una evidencia a la vista de los datos de audiencia que recogen a diario.

A pesar de los cambios anunciados recientemente por su productora  ‘La Fábrica de la Tele’, cambios que no han hecho otra cosa que mover fichas de un sitio a otro, parece que no han conseguido lo que buscaban, sino más bien lo contrario ya que los índices de audiencia del programa en sus versiones limón y naranja siguen por debajo de los datos mostrados por su cadena competidora ‘Antena 3’.

Si creían que iban a triunfar dando un espacio a Belén Esteban, se han equivocado. A la princesa del pueblo se le está acabando su tiempo de gloria. Ya cansa hasta a los espectadores que más simpatizaban con ella.

Como dijo Sabina «El fenómeno de Belén Esteban me da miedo, no porque sea analfabeta sino porque se siente orgullosa de que lo sea».

A todo esto hay que añadir el escándalo mayúsculo en el que se está viendo envuelta la productora ‘La Fábrica de la Tele’ y su cerebro Oscar Cornejo Palomino, por la trama de espionaje ilegal de más de 150 famosos que ya se está investigando y por el que dos de los directores del programa habrían sido cesados. La productora ya aparece como investigada en el sumario de la ‘Operación Deluxe’.

https://twitter.com/begocreaciones2/status/1509070832991186945?s=20&t=Dc-LKrbCUue-6itNO4DuVA

Pues bien, estos movimientos, ceses y cambios en el espacio vespertino han provocado la reacción del periodista y escritor Pedro Ruiz, quien no ha tenido reparo en describirlo a su manera con estas palabras:

«‘La Fábrica de la Tela’ ‘remueve’ su alineación. Comprobando las vías de agua que tiene su nave cambia de sitio a sus ‘sicarios’.’ Jack el destripador’ del jardín a la cocina. ‘Billie el niño’ de la cocina al aseo. Y ‘Anibal Lecter’ del bidé al pudridero.
!Un sueño!»

 

Artículo relacionado: La prueba palpable del hundimiento de Sálvame