Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

La surrealista entrevista de trabajo contada por una usuaria de una red social

Se ha convertido en viral

Una usuaria de Twitter ha querido compartir en la red su experiencia en una entrevista de trabajo a la que ha acudido como aspirante. Seguramente lo ha contado como forma de desahogo y no ha imaginado la enorme repercusión que ha tenido. Ha sido tal, que la tuitera ha cambiado su nombre y foto de perfil en la red.

Así lo describe:

«He vivido la entrevista de trabajo más surrealista de toda mi historia laboral. Aún tengo el cuerpo cortado, ha durado 1 hora y 15 min y cada minuto que pasaba era más bochornoso que el anterior:

Pyme con una facturación importante (clínica dental), según la oferta de empleo quería una contable con licenciatura en ADE + máster en contabilidad o similar. Conocía la clínica porque es la más famosa de mi ciudad, casi 1.000 metros cuadrados, ultima tecnología, 45 trabajadores, todos uniformados y jóvenes.

Me suben a la segunda planta y me entrevista la mujer del dueño. De entrada me pregunta si estoy vacunada (mal vamos) le digo que si y me dice ah pues quítate la mascarilla (peor aún). Comienza a preguntarme si tengo pareja, miento y digo que no. Contesta: “mejor, así estas más tranquilita”. Apunta en el cv “no pareja”, y niños? No, no tengo ni quiero tener (miento otra vez) “estupendo” apunta en el cv: no embarazo. Me cuenta las características del puesto: 900 euros brutos, eso de pagar los 1000 euros nada. Aquí todo el mundo empieza por ese salario, después puedes ir subiendo. Horario de 09:00 a 20:00 de lunes a viernes con una hora para comer. Quiero que seas polifacética, algunos días estarás en contabilidad, otros en recepción y quiero dotes comerciales

Todo esto me ha parecido increíble pero ahora viene lo que me ha hecho quedarme con mal cuerpo: “aquí no queremos reducción de jornada, lo aviso, aquí quien se coja una reducción no dura ni un mes xq entre todas hacemos piña y le hacemos la vida tan imposible q se termina yendo. Obviamente esto que te estoy diciendo lo voy a negar hasta la saciedad pero no me parece justo que ahora venga alguien de nuevas a pedirse una reducción de jornada, asiq que sepas que aquí si te pides reducción te la voy a tener que dar porque te corresponde legalmente pero en un mes te habrás ido por tu propio pie. De eso me encargo yo, y aquí nada de improcedentes, aquí se viene a trabajar y si no te gusta pues a buscar otra cosa”.

Yo he entrado al trapo, quería seguir tirándole de la lengua (llevaba grabadora en ON), ha terminado diciéndome que le he gustado porque me ve con soltura y que me citará la semana que viene para hacerme un test de personalidad porque no tiene muy claro que sea “domable”.

Tengo tal indignación de que se hable con tanta soltura del acoso laboral con el daño tan grande que produce que parece ser que en este país sólo prosperan las empresas que explotan, acosan, humillan al trabajador.
He salido de la entrevista mirando a las chicas de recepción con una pena… cuánta necesidad tendrán que estar pasando para estar en ese infierno de sitio…No puedo escribir todo lo que he vivido en esa hora y 15 min pero de verdad que estoy horrorizada. Me ha hecho sacar el móvil para ver qué marca tenía!

Siento una absoluta tristeza. Por supuesto denunciaré ante ITSS pero creo que de nada servirá… Me van llegando flashes, me ha dicho que necesito un poco de botox en la frente 😵‍💫y que ampliarían la clínica en temas de estética, que podría ser útil también de comercial telefónico…
Sigo flipando.»

A este testimonio se han unido otros similares que describen los abusos que se están cometiendo con respecto a las pésimas condiciones laborales que ofrecen determinadas empresas.

Esperemos que esta historia llegue a la Ministra de Trabajo Yolanda Díaz para que deje de presumir de lo bien que lo está haciendo con la creación de empleo en nuestro país.

 

Foto de portada:  Andrea Piacquadio en Pexels