Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Las cucarachas de Sálvame y las bromas pesadas del director y un colaborador

Esta vez ha sido un ejército de cucarachas las que han asistido al plató

Carmen Alcayde y Lydia Lozano han sido víctimas de unas bromas de mal gusto

No es la primera vez que el plató de Sálvame recibe una visita inesperada. Si hace unos días una cucaracha irrumpió en directo, en esta ocasión ha sido una colección de ellas las que se han presentado sin ser invitadas.

Durante la emisión en directo del último Sálvame, esta vez presentado por Terelu Campos, se ha podido ver cómo varios de estos coleópteros se paseaban por el plató ante la atenta mirada tanto de colaboradores como del público que no salía de su asombro.

En un intento de quitar importancia al asunto y ponerle un toque de humor, uno de los tertulianos presentes que se las da de gracioso, kiko Hernández, siguiendo las órdenes que le transmitía el director del programa, David Valdeperas, ha recogido una de las cucarachas con una servilleta de papel y se la ha echado en el pelo a la colaboradora Carmen Alcayde quien, visiblemente afectada, no ha parado de correr y gritar histérica ante la broma de tan mal gusto de ese par de sinvergüenzas. Pero la cosa no ha quedado ahí. Ha habido otra víctima que no podía faltar: Lydia Lozano. En esta ocasión, Kiko Hernández, de nuevo asesorado por el director, ha introducido otra cucaracha en la espalda de la colaboradora y ésta ha tenido que ir corriendo al baño a despojarse de su vestido para liberarse del bicho. Cuando ha regresado del cuarto de baño, Lydia Lozano lo ha hecho sonriente ante los ojos de su compañero Kiko pero se notaba que no le había hecho ninguna gracia.

No se entiende hasta qué punto tienen que tragar algunos colaboradores semejantes barbaridades cometidas siempre por el mismo personaje para mantener su sitio en el programa. Si fueran un poco valientes, esas cucarachas se las tenían que haber metido tanto a Kiko como a Valdeperas por un sitio que todos sabemos, a ver cómo les iba a sentar.

Y para colmo, Terelu Campos, demostrando lo ridícula que puede llegar a ser, ha querido mostrar su ‘lado ecologista’ diciendo que no se matara a esos animalitos y ha mandado entrar a un operario de limpieza para que los barriera y «echara» a la calle para que siguieran viviendo. Claro, su casa seguro que no pilla al lado. Esta lista no debe saber que las cucarachas son insectos especialmente resistentes que tienen una gran capacidad de supervivencia y que transmiten numerosas enfermedades.

La presencia de estos bichos está relacionada con la suciedad y la falta de higiene, lo cual hace que pensemos que ese plató no está en condiciones óptimas de limpieza. Tal vez Sanidad debería darse una vuelta por allí y actuar en consecuencia.