Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Liquidos para desintoxicar y adelgazar

Con esta dieta podrás limpiar tu cuerpo y perder peso en pocos días

La dieta líquida es un régimen alimenticio a base de sopas, zumos, infusiones, cremas, yogures, gelatinas y por supuesto agua, mucha agua. Prescinde de los comestibles sólidos y los sustituye por alimentos en versiones líquidas con altas concentraciones de vitaminas y nutrientes.

En solo algunos días la dieta líquida puede ayudarte a perder peso y limpiar tu cuerpo de las toxinas que absorbemos del agua, el aire, la ingesta de tabaco y alcohol y de manera especial, de los alimentos procesados industrialmente. Estas toxinas desaceleran el metabolismo, causan inflamaciones, fatiga, trastornos del sueño y alteran el estado de nuestra salud.



Aunque es común que estas dietas se apliquen a pacientes que serán sometidos a intervenciones quirúrgicas, en los últimos años ha crecido su popularidad entre personas que quieren usarla para adelgazar y desintoxicarse.

Dieta líquida para adelgazar

Según un documento publicado por el Instituto de Salud de los Estados Unidos, la dieta líquida supone una ingesta calórica de entre 1350 y 1500 calorías por día. Esto representa una reducción considerable del requerimiento calórico promedio, que para los hombres ronda las 3000 calorías por día y para las mujeres 2000 calorías diarias.

El objetivo de esta dieta es acelerar el metabolismo para que, junto a la reducción en el consumo de carbohidratos, se queme más grasa de la que se ingiere. Si consumimos menos calorías de las que necesitamos, nuestro organismo apela por las reservas y es cuando se produce la pérdida de peso.

Por otro lado, el aumento en los niveles de agua hidratará todo el cuerpo y hará que la piel mejore su elasticidad y luzca más joven, tersa y brillante.

Aunque hay diversas versiones de esta dieta, la que plantea una pérdida de 3 kilos en 5 días es la más recomendada para quienes estén iniciándose. El régimen no debe ser repetido más de una vez al mes y debes tener en cuenta que, tras una primera aceleración del metabolismo, es posible que tu organismo vuelva a ralentizar estos procesos y recuperes el peso perdido.



Quiénes no deberían hacer la dieta líquida

No está recomendada para personas con problemas de salud diagnosticados, tales como diabetes, hipertensión, insuficiencia renal o cáncer, entre otros.

Deben suspenderla quienes experimenten debilidad extrema, presión baja, visión turbia o pérdida del cabello. Estas personas deben regresar de inmediato a su régimen de alimentación convencional.

No debe ser practicada por mujeres embarazadas o que estén amamantando. Tampoco por niños, adolescentes o personas mayores.

Recomendaciones para la dieta líquida

Sigue estas recomendaciones y asegúrate que minimizas los posibles riesgos para tu salud de esta dieta.

  • No hagas esta dieta si sigues algún tratamiento médico;
  • Toma mucha agua durante todo el día;
  • No ingieras bebidas gaseosas;
  • Puedes sustituir el café por el té verde;
  • Evita los productos procesados, los ricos en sal y en azúcar;
  • Duerme bien;
  • No ingieras alcohol;
  • No hagas esta dieta si sigues algún tratamiento médico;
  • Abstente de entrenar o hacer algún ejercicio físico.

Las famosas y la dieta líquida

Son muchas las personalidades del mundo del arte y el espectáculo que usan la dieta líquida para adelgazar, verse mejor y limpiar sus cuerpos de toxinas. Las actrices Salma Hayek y Sarah Jessica Parker han alabado los beneficios de esta dieta. También las cantantes Beyoncé y Rihanna, quienes la practican con cierta regularidad. La modelo Daisy Fuentes la usa para mejorar su salud y cuidar los órganos de su cuerpo, mientras que la empresaria Oprah Winfrey la ha puesto en práctica para perder peso y adelgazar.

Menú de dieta líquida

A continuación de presentamos un menú para que empieces tu dieta líquida y uses tu propio organismo para perder peso.

  • Desayuno: un vaso de sumo de fruta, una taza de avena colada, una taza de té verde o un vaso de agua.
  • Media mañana: Segundo desayuno: una taza de puré de fruta y una taza de té.
  • Almuerzo o comida: una taza de puré de vegetales, un vaso de leche de vaca o soya y una taza de caldo de carne, pollo o vegetales.
  • Merienda: una taza de sorbete y un vaso de agua.
  • Cena: una taza de puré de fruta, una taza de sopa cremosa, una taza de sumo de fruta, una taza de agua y un vaso de leche de vaca o soya
  • Recena: un vaso de yougurt, un vaso de sumo de frutas y un vaso de agua.

Consejo final

Recuerda que no debes exceder los tiempos máximos de la dieta líquida. Podrías comprometer seriamente tu salud y volver a ganar los kilos que perdiste.

Toma en cuenta que esta o cualquier dieta debe ser supervisada por un médico o nutricionista. Previa evaluación podrá determinar si existe algún peligro en seguir esta dieta o si, por el contrario, no representa un riesgo para tu salud.

Te invitamos a ver el siguiente video que te mostrará cómo hacer deliciosos y saludables sumos de fruta para desintoxicar tu cuerpo:

 

Leer más