Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

Los que tengan una hipoteca que vayan preparando su bolsillo ante la mayor subida del euribor

El índice de referencia ha cerrado junio en el 0,852 %, la mayor subida mensual de su historia

Los que tengan contratada una hipoteca a tipo variable que vayan preparando aún más su bolsillo. Por si tuviéramos poco con el precio de la gasolina disparado, el de la electricidad desbocado y una cesta de la compra cada vez más mínima y prohibitiva , el Euribor acaba de cerrar junio con la mayor subida mensual de la historia.

El índice de referencia de la mayoría de préstamos hipotecarios a tipo variable se ha situado en el 0,852 % y, según parece, va a continuar subiendo. El año pasado por estas mismas fechas el Euribor era negativo y estaba situado en el -0,484. La tendencia negativa llevaba manteniéndose desde febrero de 2016, llegando a alcanzar mínimos históricos en enero del 2021, mes en que cerró en el -0,505%, un precio bastante alejado del marcado en la actualidad.

Esto significa que los titulares de una hipoteca variable, una vez se produzca la revisión de la misma, tendrán que pagar más cantidad en la cuota mensual.

Por ejemplo, un titular que tenga una hipoteca referenciada al Euribor+0,50 %, con un importe pendiente de 150.000 euros y un plazo de amortización de 20 años, si tienen que revisar ahora su préstamo, deberán pagar 86 euros más de intereses al mes, es decir, 1.032 euros más al año.

Si bien este incremento a algunos les pueda parecer que tenga una incidencia pequeña sobre su bolsillo, todo apunta a que continuará la subida en los próximos meses, con lo cual, afectará en mayor medida a las hipotecas cuya revisión tenga lugar en el futuro.

Desde el sector financiero se apunta que el indicador podría cerrar este año entre el 1,90 y el 2 %, debido a la subida vertiginosa de la inflación y a la inminente subida de tipos de interés anunciada por el Banco Central Europeo.

Los bancos ya están ofreciendo más hipotecas a tipo variable con mejora de condiciones al tiempo que están encareciendo las que ofrecen a tipo fijo.

Ante esta situación, muchas personas dudarán sobre qué tipo de hipoteca elegir. Incluso los que ya la tienen a tipo variable, pensarán si les conviene pasarla a tipo fijo. Lo recomendable es no precipitarse y estudiar bien cada oferta así como establecer comparaciones entre distintas ofertas teniendo en cuenta sus condiciones y los distintos escenarios que se podrían dar en el largo plazo.

 

Foto de portada: Pexels