Ideas y soluciones para tu vida cotidiana

No es broma, también nos va a tocar pagar peaje por usar las carreteras

Más saqueo todavía

Hace poco nos hacíamos eco de la intención del Gobierno de cobrar peajes por usar las autovías que nos puede salir por un pico.

Ante la noticia, en las redes sociales hubo quien comentó, en tono de humor, que «cualquier día nos cobrarán por usar las carreteras». Pues no iba desencaminado el comentario a tenor de lo que ya va a ser una realidad  y que ha sido recogida por la mayoría de los principales medios de comunicación.

El Gobierno prevé que en el año 2024 se comenzará a instaurar el pago por el uso de autopistas y autovías, pero también bajara extender ese peaje a la mayoría de vías de la red de carreteras del país, tanto nacionales, como regionales y locales, según se recoge en el ya famoso ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia’ que remitió el Presidente Sánchez a Bruselas.

A diferencia de otras iniciativas remitidas a Bruselas, el pago por el uso de carreteras no es simplemente un documento en estudio, sino una ley ya en fase de elaboración, pues ya está tramitándose y ha sido estudiada en el marco de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

El pago afectará a todos los conductores tanto particulares como transportistas.

El Gobierno admite que el peaje causará un rechazo generalizado en la población y, por ello, defiende que se determinarán tarifas “asumibles pero que garanticen la financiación” insistiendo en que buscará el acuerdo social y político para implementar esta medida, y consultará con transportistas profesionales, así como con las comunidades autónomas y otras administraciones para determinar la voluntad de todos de incorporar peajes en las carreteras que se encuentren bajo su titularidad.

Justifica esta medida asegurando que los costes de conservación de nuestra extensa red de carreteras son crecientes, no siendo posible que sean asumidos directamente por los presupuestos. Además, con la imposición del pago se contribuirá a la minoración de las emisiones de gases de efecto invernadero y el impacto de las carreteras sobre el medio ambiente.

Lo curioso del tema es que el ejecutivo ha esperado a que pasaran las Elecciones de Madrid para dar a conocer ésta y otras medidas recaudadoras como subir impuestos al Diésel, Patrimonio y el tipo mínimo en Sociedades

Así ha reaccionado la Presidenta de la Comunidad de Madrid, a través de su cuenta de Twitter: